La subcomisión sobre reforma electoral primará el análisis del voto emigrante y el BNG retirará su propuesta de hoy

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha comunicado la retirada de su proposición de ley para equiparar el procedimiento de votación de los residentes en el exterior con los demás electores, que iba a debatirse esta tarde en el Pleno del Congreso, una vez que se le ha garantizado que la subcomisión parlamentaria encargada de la reforma electoral realizará con carácter prioritario un estudio monográfico sobre el voto emigrante. El portavoz del BNG en la Cámara Baja, Francisco Jorquera, sondeó ayer a los grupos parlamentarios para conocer su posición ante la proposición de ley que iba a defender esta tarde. Su objetivo era arrancar el compromiso de que el procedimiento de voto que rige para los residentes ausentes (CERA) tenga primacía sobre el resto que se están abordando en la subcomisión para la Reforma Electoral del Congreso, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias. La subcomisión que preside Alfonso Guerra ya hizo un primer análisis del voto emigrante en vísperas de las elecciones gallegas y descartó proceder a una reforma urgente de la Ley Electoral para que el 1 de marzo los emigrantes votasen en las embajadas como los demás electores lo hacen en los colegios españoles. Hace una semana, al estudiar las propuestas de la Junta Electoral Central sobre cuestiones procedimentales de los comicios, la subcomisión dejó aparte lo relativo al voto emigrante a la espera de ver si la proposición de ley del BNG era o no tomada en consideración por el Pleno del Congreso. Tras los contactos llevados a cabo por Jorquera se ha garantizado que esta cuestión no se tratará hoy en el Pleno del Congreso pero sí se analizará, con carácter urgente y monográfico, en el seno de la subcomisión encargada de la reforma electoral. PROCEDIMIENTO EXCEPCIONAL Y ROGADO Con su iniciativa, registrada el pasado mes de abril y programada para la sesión plenaria de mañana por la tarde, el BNG perseguía igualar el trámite para votar de los residentes ausentes con el de los electores españoles con el establecimiento de la votación directa en mesas instaladas en embajadas y consulados. Además, Jorquera plantea que se considere el voto por correo como un procedimiento "excepcional" y de carácter "rogado" dadas "las escasas garantías" para asegurar la personalidad de los electores que, a su juicio, ofrece la actual fórmula de voto por correo desde el exterior. Respecto a las elecciones municipales, los nacionalistas gallegos limitan la participación de los inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) a aquellos que acrediten haber residido en el municipio correspondiente en algún periodo comprendido en los díez años anteriores a la fecha de la celebración de las elecciones. Este requisito, según reseña el BNG en su propuesta, se justifica por la necesidad de "garantizar" la existencia de un vínculo efectivo de los electores inscritos en el censo de residentes ausentes con el municipio donde ejercer el voto, además de "evitar distorsiones" que que dañen la legitimidad del sistema electoral.