Los voluntarios del Canal continuarán su labor en Filipinas y Marruecos

  • Madrid, 10 feb (EFE).- Los más de 70 trabajadores del Canal de Isabel II que forman parte del proyecto Canal voluntarios viajarán próximamente a Filipinas, Marruecos y Chile para continuar con su labor de ayuda, que ya ha beneficiado a más de 27.000 personas de tres continentes.

Los voluntarios del Canal continuarán su labor en Filipinas y Marruecos

Los voluntarios del Canal continuarán su labor en Filipinas y Marruecos

Madrid, 10 feb (EFE).- Los más de 70 trabajadores del Canal de Isabel II que forman parte del proyecto Canal voluntarios viajarán próximamente a Filipinas, Marruecos y Chile para continuar con su labor de ayuda, que ya ha beneficiado a más de 27.000 personas de tres continentes.

El vicepresidente de la Comunidad y presidente del Canal, Ignacio González, ha presentado hoy estos nuevos proyectos de cooperación que permiten a la población de los países más desfavorecidos acceder al agua potable o mejorar la gestión de la misma.

En el caso de Filipinas, los miembros del Canal buscarán solucionar los problemas de distribución de agua, que podrá beneficiar a unas 2.700 personas, gracias a la colocación de bombas de presión y mecanismos de retención de agua, para hacerla llegar a los hogares y las tierras de cultivo.

Por otra parte, 1.300 personas de Tetuán y Chefchaouen, en Marruecos, podrán ver solventados sus dificultades de acceso al agua que, en la actualidad, deben acudir a pozos alejados de sus ciudades que carecen de agua en periodos de sequía e, incluso, de potabilidad.

Para solucionar estos problemas, los voluntarios de la empresa realizarán un estudio técnico de la zona para llevar a cabo obras de abastecimiento mediante fuentes colectivas.

En 2007 se puso en marcha Canal Voluntarios para actuar en situaciones de catástrofes y realizar proyectos de cooperación internacional, para lo cual firmaron un convenio de colaboración con Cáritas y Cruz Roja para acudir a cualquier zona afectada por terremotos, inundaciones o catástrofes.

Así, los trabajadores de esta empresa han realizado labores de ayuda en México, Argentina, China, Guatemala, Pakistán, Ecuador, Haití, Honduras, Nicaragua o Mali.

En el caso de Nicaragua, uno de los trabajadores que participó en esta misión, Juan Luis Iglesias, ha explicado que acudieron hasta la zona por las intensas lluvias ocurridas en octubre de 2008, que provocaron la inundación de varios pueblos.

Junto con Bomberos sin Fronteras, este voluntario ayudó a restablecer el orden en la zona y recibió "una lección de vida de las personas desfavorecidas", ha explicado tras la presentación de los nuevos destinos.

En Argentina, más de 600 habitantes de la comunidad indígena 'Diaguita' pudieron acceder al agua potable gracias a la construcción de un equipo de bombeo alimentado por energía solar y que recoge el agua de un pozo situado en un río de la zona.

Durante su intervención, González ha subrayado que el objetivo prioritario de Canal Voluntarios es "desarrollar una estrategia de responsabilidad social corporativa para generar más oportunidades, especialmente en momentos de una profunda crisis social y económica".

Asimismo ha recordado que los compromisos asumidos por el Canal son el "compromiso con la ayuda al desarrollo, ser una empresa transparente, dar cuenta a los ciudadanos de todo lo que hacemos" así como "favorecer las buenas prácticas dentro de la empresa, apostar por la investigación y desarrollo", entre otros.