'Pepe el del Popular' podría regresar a España el próximo viernes

SANTANDER, 13 (EUROPA PRESS)

José Pérez Díaz, más conocido como 'Pepe el del Popular' podría regresar desde México a España el próximo viernes, según avanzó a Europa Press su abogada en el país azteca, Bárbara Castro, quien precisó que este plazo se cumplirá si no se producen problemas con su documentación.

El director del Instituto Nacional de la Migración se ha desplazado desde Veracruz hasta México D.F., la capital, para analizar personalmente con el embajador de España la tramitación de la documentación de Pérez Díaz.

En principio, su representante legal descarta que las autoridades vayan a iniciar un procedimiento legal contra 'Pepe el del Popular' por su estancia en el país bajo una identidad falsa, con lo que este hecho se quedaría en una sanción administrativa en lugar de constituir un delito.

Además, Castro explicó que la situación legal de Pérez Díaz cuenta a favor con el hecho de que tiene un hijo mejicano, lo que permite legalizar la estancia a un ciudadano extranjero.

Pérez Díaz podrá emprender su viaje bajo su propio nombre y no bajo la identidad que ha usado desde su huida de Santander, ya que aunque no ha conservado el pasaporte con el que se marchó, sí que tiene el Documento Nacional de Identidad.

Aún se desconoce de que forma se articulará la marcha de Díaz, que en un primer momento viajará a Madrid. Las posibilidades son la expulsión, de forma que sería escoltado por las autoridades, o con una orden de salida en el que se le fijaría un plazo, pero es algo que las autoridades migratorias todavía no han decidido.

Pérez Díaz permanecía en dependencias de Migración en Veracruz desde su salida del penal Ignacio Allende el pasado día 10 Su excarcelación se produjo tres días después de que un juzgado de instrucción de Santander ordenase su puesta en libertad por considerar que habían prescrito los delitos de falsedad y apropiación indebida que se le imputaron en 1991, cuando fue acusado de causar un 'agujero' de 36 millones de euros en una sucursal del Banco Popular en la capital cántabra que él mismo dirigía.

A juicio del juzgado, la prescripción para este tipo de delitos es de diez años, por lo que no procedía que el Gobierno solicitase su extradición a México y Pérez Díaz debía ser puesto de inmediato en libertad.