Crónica Sáhara.- La delegación del PE que visitó Sáhara denuncia "ataques persistentes a los DDHH en la región"

Pide ampliar el mandato de la ONU para que supervise la situación de los DDHH Rechaza considerar declaraciones independentistas, las cuales considera un atentado contra la soberanía de marruecos BRUSELAS, 22 (EUROPA PRESS) En un informe interno elaborado tras visitar el 26 y 27 de enero El Aaiún y Rabat la delegación ad hoc del Parlamento Europeo para el Sáhara denuncia "ataques persistentes a los Derechos Humanos, especialmente a la libertad de expresión, de asociación, de manifestación, de comunicación y de acceso a la justicia" en la región, reconoce que esclarecer el problema de las personas desaparecidas "exige un trabajo en profundidad" y, asimismo, insta a mejorar las condiciones de vida en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia). A su juicio se trata de las "tres grandes problemáticas persistentes" en la región. "A la espera de una solución política global y mutuamente aceptable para el Sáhara occidental, únicamente a través de la cual se podrán impulsar un proceso de reconciliación profunda, la delegación estima que un mejor control del respeto actual por los Derechos Humanos es un imperativo humano en el mejor interés de la población saharaui", reza el informe final de la delegación, elaborado por el presidente de la Delegación ad hoc del Parlamento Europeo para el Sáhara, el eurodiputado popular griego Ioannis Kasouilides. El presidente de la delegación de la Eurocámara para las relaciones con el Magreb, el eurodiputado popular, Carlos Iturgáiz, también suscribe el informe. La delegación considera que "avances significativos" en materia de DDHH en la región "podría hacer avanzar igualmente un vector de confianza mutua que facilite las negociaciones en curso" entre Rabat y el Frente Polisario para encontrar una solución al conflicto en el Sáhara occidental. Asimismo, rechaza que "ningún atentado puede ser considerado como tal por la simple expresión de opiniones políticas, incluso independentistas, dentro de un marco pacífico" y lamenta en su informe que "en el Sáhara bajo control marroquí, toda posición independentista puede ser considerada como un atentado a la integridad territorial" de Marruecos. "La supresión de las sanciones basadas en el atentado a la integridad territorial en este caso contribuirá a desdramatizar la cuestión saharaui e inscribirla dentro de un pluralismo de opiniones democráticas", reza el informe. SITUACIÓN EN LOS CAMPAMENTOS DE TINDUF A pesar de que el ponente del informe considera que "la opacidad del sistema judicial y carcelario en Tinduf exige medidas de transparencia", la delegación celebra "la intención de apertura" manifetada por el Frente Polisario durante su visita "sobre la posibilidad de una mayor implicación de las instancias europeas en la supervisión del respeto por los Derechos Humanos y el sistema judiciario y carcelario en particular" y, desde esta perspectiva, pide "la concretización rápida" de esta oferta. La delegación recalcan que los refugiados en Tinduf "merecen condiciones de vida dignas" y creen que Argelia, "en calidad de país de acogida", tiene "una responsabilidad particular" para garantizar ayuda humanitaria y el respeto por los Derechos Humanos en su territorio. Por ello, celebran que el aprovisionamiento de electricidad en Tinduf "parezca estar garantizado" tras su visita, así como "la cooperación constructiva" entre el Frente Polisario y la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) para permitir el primero "el establecimiento de una infraestructura de agua". LOS DESAPARECIDOS La delegación reconoce que hay que hacer "un trabajo en profundidad" para esclarecer la problemática de los desaparecidos "incluida la traza de los destinos individuales, la inmunidad acordada a los testigos, la identificación de los lugares de sepelio y las fosas comunes, la identificación de los cuerpos mediante la puesta en marcha de una base de ADN (y) el retorno de los cuerpos a las familias". Para favorecer "un enfoque humanitario y despolitizado" al abordar la problemática de los desaparecidos, la delegación respalda los esfuerzos del Comité Internacional de la Cruz Roja para establecer "un mecanismo de resolución de casos bilaterales auspiciado por la ONU y con mandato de las autoridades respectivas". CORREDOR TERRESTRE PARA REENCUENTROS FAMILIARES Respecto al derecho de las familias saharauis a reencontrarse, la delegación considera que "todas las partes implicadas" deben impulsar "acciones inmediatas" para garantizar este derecho que, en su opinión, constituye "una urgencia humanitaria". Aunque la delegación reconoce que los vuelos entre Tinduf y El Aaiún "facilitan la reunificación temporal de familias", consideran que un "tímido porcentaje de la población" pueden acceder a los mismos y, por tanto, reclama "medidas suplementarias" para garantizar este derecho. El informe insta a las partes a "hacer prueba de su buena fe" y a "establecer un corredor terrestre que permita la circulación de las poblaciones saharauis entre Tinduf y los campamentos de refugiados y el Sáhara occidental bajo control marroquí por el camino más corto". RECOMENDACIONES Entre sus principales recomendaciones, la delegación pide que "el mantado de Naciones Unidas incluya la supervisión de la situación de los Derechos Humanos en la región" y que los Estados miembros en el Consejo de Seguridad trabajen para ello. La delegación considera que la supervisión de la ONU requeriría un acuerdo entre las partes y garantizar a la ONU "un acceso sin reestricciones a las poblaciones en Tnduf y Sáhara" para recabar las eventuales denuncias de violaciones de DDHH. Igualmente, la delegación invita a la Comisión Europea a "seguir la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara occidental" a través de su delegación en Rabat y a enviar "regularmente" misiones sobre el terreno e insta a los Gobiernos de la región a cooperar "a todos los niveles, para mejorar la situación de los Derechos Humanos" en la zona y reclama vigilar "el respeto más estricto posible" de los derechos de los menores. También considera que Bruselas debe abordar más con Rabat, el Frente Polisario y Argelia los DDHH a través del diálogo bilateral. Asimismo, la delegación pide a la Comisión en su informe que revise "al alza" la ayuda comunitaria para "facilitar la reunificación de las familias" y las labores científicas para identificar a personas desaparecidas. La delegación anima tanto al Frente Polisario como a las autoridades argelinas a impulsar esfuerzos para mejorar las condiciones de vida en los campamentos, especialmente para garantizar el agua potable y el desarrollo de actividades económicas y se permita su integración en la vida económica del país "en la medida de lo posible". Pide especialmente a Argelia adoptar "las medidas necesarias" para garantizar la protección de los DDHH en su territorio. Asimismo, insta a las autoridades marroquíes "sin prejuicio del derecho soberano de Marruecos" sobre el Sáhara a "garantizar el mantemiento del orden público" y a no aplicar las cláusulas de integridad territorial para casos de "simple expresión de opinión, aunque sea independentistas" si se respeta el principio de "no violencia". Asimismo, invita a Rabat que "accedan a las demandas de legalización de toda asociación que persiga sus objetivos con medios estríctanmente pacíficos" y a "sensibilizar a los magistrados en el Sáhara de la necesidad de una justicia inclusiva e imparcial políticamente". Por otra parte, la delegación sugiere a la autoridades marroquíes "evaluar la posibilidad de establecer un lugar específico en El Aaiún para acoger manifestaciones" pacíficas sin perjudicar el orden público con el objetivo de "canalizar mejor" las demandas de expresión pública de la población saharaui.