Los dos empresarios secuestrados en Lagos (Nigeria) volaron hasta allí engañados

BARCELONA, 31 (EUROPA PRESS) Los empresarios catalanes Josep Bufí y Alonso Boj, secuestrados el 13 de marzo en Lagos (Nigeria), viajaron hasta allí engañados por una banda organizada que se hicieron pasar por miembros de una empresa de cosméticos interesada en adquirir productos de los secuestrados, según informaron hoy los Mossos d'Esquadra. Durante seis meses, los delincuentes mantuvieron el contacto con los empresarios haciéndoles creer que querían cerrar una importanta venta, para dar credibilidad al engaño estudiaron al detalle los productos, los materiales y la maquinaria específica utilizada en el sector de las víctimas. Fue este conocimiento por parte de los interlocutores africanos el que no hizo sospechar a los empresarios y, por tanto, viajaron hasta Lagos para cerrar el trato, donde fueron secuestrados el mismo día de su llegada al país. Los raptores contactaron vía telefónica con uno de los familiares de los empresarios, el día 16, para pedir un rescate de 200.000 euros para su liberación. Desde ese momento, la Unidad Central de Secuestros de los Mossos trabajaron junto con la Policía de Nigeria para resolver el caso y liberar a los dos catalanes, vecinos de Sabadell (Barcelona) y de Santa Perpètua de la Mogoda (Barcelona). Los dos empresarios, de la localidad barcelonesa de Polinyà (Vallés Occidental), llegarán hoy hacia las 20.00 horas al aeropuerto de Madrid-Barajas, donde comparecerán a su llegada ante los medios de comunicación en una rueda de prensa, según informó a Europa Press la esposa de Alonso Boj, Carmen Garrido.