Berlusconi pide ética y responsabilidad a sus senadores para el testamento vital

  • Roma, 18 mar (EFE).- El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, pide "ética y responsabilidad" a sus senadores a la hora de abordar el proyecto de ley sobre el testamento vital, para el que su partido, Pueblo de la Libertad (PDL), ha permitido a sus parlamentarios votar según su conciencia.

Roma, 18 mar (EFE).- El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, pide "ética y responsabilidad" a sus senadores a la hora de abordar el proyecto de ley sobre el testamento vital, para el que su partido, Pueblo de la Libertad (PDL), ha permitido a sus parlamentarios votar según su conciencia.

"Como hombre, antes incluso que como presidente del Consejo de Ministros, no puedo fingir que he olvidado que esta cita parlamentaria llega después de la trágica noche en la que murió Eluana Englaro", la joven en coma vegetativo a la que la Justicia italiana permitió morir, dice Berlusconi en una carta enviada hoy a sus senadores.

"Esa noche -recuerda- el Senado se había reunido para aprobar una ley del Gobierno que habría salvado la vida a Eluana, después de que el Ejecutivo por unanimidad hubiera aprobado un decreto que habría surtido el mismo efecto. Fue entonces cuando asumimos el compromiso de cubrir lo antes posible el vacío normativo que dio origen a esa tragedia".

Con esas palabras, Berlusconi se refiere al proyecto de ley que con carácter de urgencia fue remitido al Parlamento italiano después de que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, se hubiera negado a firmar un decreto del Gobierno italiano que impedía la interrupción de la alimentación e hidratación a Eluana.

El proyecto de ley sobre el testamento vital, que será examinado hoy por el Senado y que inició su trámite parlamentario hace más de un año, prevé precisamente que no se pueda privar de alimentación e hidratación a cualquier sujeto y prohíbe "cualquier forma de ensañamiento terapéutico, que someta al enfermo a tratamientos inútiles, desproporcionados o arriesgados".

Asimismo regula cómo tiene que ser el testamento vital, que según el documento, tendrá que ser firmado por un médico, depositado ante notario y será válido durante tres años.

"La ley que te dispones a votar -dice Berlusconi a sus senadores- retoma el sentido del decreto (que aprobó el Gobierno para intentar impedir la muerte de Eluana) y responde a un compromiso que estoy seguro que no pretendes desatender".

Este texto "retoma y traduce en normas algunos de los valores fundamentales del movimiento popular europeo, conjuga el derecho a la vida con la libertad de cuidados y dice no, al mismo tiempo, a la eutanasia de Estado y a la saña terapéutica", añade.

El primer ministro reitera el derecho de sus senadores a votar según su conciencia y reconoce que en su partido existen voces contrarias al actual proyecto de ley sobre el testamento vital.