El obispo de León alude en su sermón al aborto, la eutanasia y el maltrato

  • Valladolid, 10 abr (EFE).- El obispo se León, Julián López, ha aludido en el Sermón de las Siete Palabras que ha pronunciado hoy en Valladolid, al aborto, la eutanasia y el maltrato a las mujeres.

Valladolid, 10 abr (EFE).- El obispo se León, Julián López, ha aludido en el Sermón de las Siete Palabras que ha pronunciado hoy en Valladolid, al aborto, la eutanasia y el maltrato a las mujeres.

La lluvia ha privado hoy que el Sermón, uno de los actos más destacados de la Semana Santa vallisoletana, haya gozado de su escenografía habitual, en la Plaza Mayor, y se haya pronunciado en la cercana Iglesia de Santiago Apóstol, donde López se ha referido a estos problemas sociales.

El prelado lo ha hecho a la hora de reflexionar sobre la cuarta palabra o frase que Cristo pronunció en la Cruz antes de morir: "Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?".

En ese momento, citó los problemas de "las mujeres maltratadas, los niños a los que se impide nacer y los enfermos terminales a los que se procura la muerte anticipada".

López, que, en templo abarrotado de público hizo en su pregón numerosas referencias a San Juan de la Cruz, resaltó también, a la hora de reflexionar sobre la quinta palabra ("Tengo sed"), que "Dios no dejará que ninguno de sus hijos perezca" y aseguró que "la mejor defensa de Dios y del hombre consiste en el amor, que nos hará testigos creíbles de Jesucristo".

Asimismo, en la conclusión final, animó a los fieles "a bajar del monte para salir a las calles y los cruces de los caminos para invitar a los hombres a participar en nuestra esperanza"

El acto fue cerrado por el arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez, quien se refirió a las malas condiciones climatológicas existentes hoy en esta ciudad, que amenazan a la principal procesión de Su Semana Santa, prevista para esta tarde.

"La esperanza está ahí siempre fuerte. La lluvia no acabará con nuestra esperanza", aseguró el arzobispo de Valladolid relacionado los problemas meteorológicos con el sermón del Obispo de León.

La lluvia privó al Sermón de las Siete palabras de su vistosa escenografía en la Plaza Mayor, en la que se reúnen los pasos que representan a las siete "palabras", o frases pronunciadas por Cristo en la Cruz, alumbrados por la Cofradía del mismo nombre y ante los cuales el Obispo de León hubiera tenido que pronunciar el Sermón.

El Sermón de las Siete Palabras se celebra de forma ininterrumpida desde 1944, evoca una tradición que se remonta a los siglos XVI y XVII y está concebido como una reflexión pública del predicador invitado acerca de la realidad religiosa y social del momento. inspirada en cada una de las siete palabras.

Éstas son "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen"," En verdad, en verdad te digo: hoy estarás conmigo en el Paraíso", "Mujer, he ahí tu hijo; hijo, he ahí tu madre", "¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?", "Tengo sed", "Todo está cumplido", y "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu".

Todas ellas se corresponden con el lema de otros tantos pasos procesionales crucificados, que están situados en la Plaza y van desfilando a medida que el pregonero avanza en la reflexión sobre cada palabra.

En esta ocasión, sólo uno de ellos, el "Cristo de la Luz" o "Cristo de las Mercedes", tuvo la oportunidad de asistir al Sermón, ya que fue trasladado desde la Plaza Mayor hasta el exterior de la iglesia donde fue pronunciado, lugar en el que permaneció protegido por plásticos durante el tiempo que duró el acto.