El Senado italiano llega tarde con Eluana pero prohíbe dejar de alimentar a enfermos terminales

ROMA/MADRID, 10 (OTR/PRESS) Tan sólo un día después de la muerte de Eluana Englaro, la mujer italiana que pasó 17 años en estado vegetativo, el Senado italiano ha aprobado, con 164 votos a favor, 100 en contra y una abstención, una moción que obliga a alimentar e hidratar a las personas que no puedan hacerlo por sí mismas. Esta moción fue presentada por el partido del primer ministro, Silvio Berlusconi, quien considera que Englaro "no ha muerto de forma natural" sino que "ha sido asesinada". Según informaciones de RTVE recogidas por otr/press, este texto compromete al Gobierno a garantizar la hidratación y la alimentación a las personas que no puedan hacerlo por sí mismas. Esta moción se aprueba a la espera de una legislación completa sobre el fin de la vida. Para que esta moción, presentada por 'Pueblo de la Libertad', sea aprobada, todavía le queda un proceso parlamentario. Por otro lado, el Senado rechazó con 109 votos a favor, 151 en contra y 14 abstenciones, la moción del opositor Partido Demócrata que pedía que esta alimentación e hidratación se apliquen sólo si el interesado no ha pedido expresamente en su testamento biológico que sean interrumpidas. La aprobación de esta moción va en línea con la petición de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) de una "ley justa" sobre el testamento vital. Así, el presidente de la CEI, el cardenal Angelo Bagnasco, afirmó hoy que "cada vez es más evidente" la necesidad de que el Parlamento italiano apruebe una "ley justa" sobre el testamento vital, "para el bien de nuestra sociedad y de nuestra civilización profundamente humanista". Asimismo, en declaraciones a la televisión italiana 'Canale 5', Bagnasco dio testimonio del "gran desconcierto" que está viviendo Italia en estos momentos, al tiempo que considero que en "estos días" se hace más necesario que nunca intensificar "la oración y la meditación". AUTOPSIA Y ACUSACIONES DE ASESINATO Por su parte, la Justicia italiana ordenó hoy la realización de la autopsia al cadáver de Eluana Englaro para esclarecer las causas de su muerte a causa de una "crisis imprevista". Los médicos que la atendían habían descrito su estado como "estable" y habían señalado que la enferma podría haber aguantado, al menos, dos semanas más, dadas sus buenas condiciones físicas. Ante esta situación, el fiscal general de Trieste, Beniamino Deidda, aseguró que hasta el momento no tienen noticia de que se haya cometido ningún delito. Pero ya hay algunas personas que extienden dudas sobre la causas que habrían provocado la muerte de Eluana Englaro. Así, el neurólogo de la universidad de Udine, Gianluigi Gigli, pidió "esclarecer en seguida" las circunstancias de la muerte. El presidente del partido del Gobierno, Pueblo de la Libertad, Maurizio Gasparri, también consideró que probablemente la muerte de la mujer "haya sido acelerada". El periódico conservador italiano 'Libero' dio espacio a estas acusaciones de quienes creen que esta muerte imprevista podría haber sido acelerada. Además, este medio no dudó sugerir que Eluana había sido asesinada "a toda prisa", destacando que "el corazón de la muchacha ha dejado de latir mientras la política estaba a punto de salvarla". BERLUSCONI: "ELUANA HA SIDO ASESINADA" Precisamente, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró en declaraciones a 'Libero' que Eluana Englaro "no ha muerto de muerte natural" sino que "ha sido asesinada". En este sentido, Berlusconi lamentó que Eluana muriera "mientras los parlamentarios discutían sobre la constitucionalidad de un diseño de ley del Gobierno". "Ahora que Eluana está muerta, estoy tranquilo porque he hecho lo que tenía que hacer. Otros, no lo sé", añadió antes de acusar al presidente de la República, Giorgio Napolitano, de haber "cometido un grave error". Por su parte, el aliado de Berlusconi y responsable de la Liga del Norte, Umberto Bossi, aseguró que "no se puede dejar que alguien muera de hambre y sed. Es algo primitivo, inhumano e inaceptable". La muerte de Eluana no ha hecho más que agudizar la crisis institucional que el Gobierno de Silvio Berlusconi generó el pasado viernes al intentar aprobar un decreto ley que impidiera suspenderle la alimentación y sobre el que el presidente Napolitano se había manifestado contrario. Con ese decreto, el Gobierno pretendía impedir la suspensión de la alimentación a Eluana, contradiciendo una sentencia definitiva del Tribunal Supremo, que autorizaba a la familia a dejarla morir. ALEGRÍA POR LA DECISIÓN Las repercusiones de este caso también han llegado a España. El presidente de la asociación Derecho a Morir Dignamente, Fernando Marín, manifestó hoy que "hay que alegrarse" porque "por fin" se ha respetado la voluntad de Eluana Englaro. Y es que en su opinión, el ser humano "es dueño de su cuerpo, es el protagonista y puede decidir hasta donde quiere llegar". "El problema es cuando esta pluralidad se pisotea, como la dignidad de Eluana y las creencias personales se pretenden imponer a los demás", señaló. Según Marín, en España la ley ha resuelto esta cuestión, aunque reconoció que todavía existen "dudas" al respecto. Por ello, hizo un llamamiento al Gobierno para que "deje de mirar a otro lado, especialmente al Vaticano, y se ocupe de los ciudadanos y de su compromiso con la sociedad laica".