El Servicio de Información de la Iglesia italiana dice que a Eluana la "han matado"

  • Ciudad del Vaticano, 10 feb (EFE).- La muerte de Eluana Englaro "no ha sido natural, la ha matado quien la ha privado de comida y agua", afirmó el Servicio de Información Religiosa (SIR) de la Conferencia Episcopal Italiana, que se unió a las críticas por el fallecimiento de la joven, en estado vegetativo desde hacía 17 años.

La Fiscalía dice que "por ahora" la muerte de Eluana no ha sido un crimen

La Fiscalía dice que "por ahora" la muerte de Eluana no ha sido un crimen

Ciudad del Vaticano, 10 feb (EFE).- La muerte de Eluana Englaro "no ha sido natural, la ha matado quien la ha privado de comida y agua", afirmó el Servicio de Información Religiosa (SIR) de la Conferencia Episcopal Italiana, que se unió a las críticas por el fallecimiento de la joven, en estado vegetativo desde hacía 17 años.

En un editorial titulado "Para que no ocurra nunca más", encargado al teólogo Marco Doldi, el órgano de los obispos italianos señaló que tras la muerte de Eluana -a la que se había suspendido ya la alimentación e hidratación que le llegaba a través de una sonda- "estamos todos más solos" y corre un aire de "inseguridad".

"Por supuesto que el caso no se puede dar por cerrado. Se impone a todos una reflexión grave y meditada. Pero mientras tanto hay que decir que Eluana no ha muerto sola: la ha matado quien la ha privado de comida y de agua. La suya no ha sido una muerte natural y por ello quien lo ha hecho o facilitado tiene una gran responsabilidad ante Dios y la sociedad", afirmó Doldi.

La agencia de los obispos italianos subrayó que es necesario que el Estado tome medidas para evitar que se repitan situaciones análogas.

Asimismo, señaló que tras la muerte de Eluana "hay un aire de inseguridad en Italia" y que lo "notan los padres de muchachos en sus mismas condiciones".

"¿Quién les garantiza que un día, cuando ellos hayan fallecido, sus hijos no sufran la misma suerte (que Eluana)? ¿Por qué una sentencia puede negar la comida y el agua a un ciudadano?", se preguntó el teólogo.

El editorial del SIR se une a las manifestaciones hechas por destacados cardenales de la Curia vaticana y de la Conferencia Episcopal Italiana, entre ellos su presidente, el cardenal Angelo Bagnasco, que afirmó hoy que Italia necesita una ley que evite que se repitan casos como el de Eluana.

También hoy se pronunció el cardenal vicario de Roma Agostino Vallini, quien en unas declaraciones a la televisión pública RAIUNO dijo que Dios y toda la Iglesia ama a Beppino (Giuseppe) Englaro, padre de Eluana, "pero no compartimos ciertas decisiones".

Giuseppe Englaro llevó personalmente este caso hasta los tribunales, que autorizaron que le fuera retirada la nutrición e hidratación que mantenía en estado vegetativo a Eluana desde hacia 17 años.

Hoy reiteró que él es el "único responsable" y recordó la promesa que hizo a su hija antes de que ésta tuviera el accidente de circulación que la dejó en coma referente a que si le pasaba algo similar -como así fue- no la mantendría en ese estado.