Unas 1.500 personas han formalizado en Castilla-La Mancha su declaración de voluntades anticipadas

La inscripción se puede llevar a cabo en cada una de las cinco delegaciones de Sanidad y en ocho hospitales TOLEDO, 29 (EUROPA PRESS) Unas 1.500 personas han formalizado en Castilla-La Mancha su declaración de voluntades anticipadas, en el cual dejan por escrito las instrucciones sobre el cuidado y el tratamiento que desean recibir o no en aquellas situaciones de enfermedad irreversible en la que se vean incapacitados para manifestar su voluntad al equipo sanitario que le atiende o a sus familiares, siempre que esas instrucciones no contravengan el ordenamiento jurídico o la buena práctica médica. Eso supone una media mensual de 50 inscripciones de voluntades anticipadas en Castilla-La Mancha, es decir, más de dos por cada día laborable. Los principales motivos para ejercer este derecho son los relacionados con los cuidados paliativos, el innecesario esfuerzo terapéutico en caso de enfermedad terminal y la donación de órganos, infromó la Junta en nota de prena. De las 1.497 voluntades anticipadas, 528 han sido inscritas en la provincia de Toledo; 352, en la de Ciudad Real; 302, en Albacete; 219, en Guadalajara; y 96 en Cuenca. El 62 por ciento de las personas que disponen de este documento tiene entre 35 y 64 años y el 18 por ciento menos de 35 años. La mayoría, el 59 por ciento, son mujeres. Por otro lado, el 34 por ciento de las mujeres y el 32 porc iento de los hombres que han ejercido este derecho han expresado su voluntad de donar los órganos. La inscripción en el Registro de Voluntades Anticipadas se puede hacer de manera descentralizada en las delegaciones provinciales de Salud y Bienestar Social o en los puntos de registro ubicados en los hospitales de Hellín, Villarrobledo, Almansa, Alcázar de San Juan, Manzanares, Valdepeñas, Tomelloso, Puertollano y en el Instituto de Ciencias de la Salud de Talavera de la Reina. También existe la opción para los ciudadanos que lo deseen hacerlo ante un notario o ante tres testigos autorizados. De las 1.497 voluntades anticipadas inscritas a 23 de marzo de 2009, el 98 por ciento ha sido formalizada de manera voluntaria y gratuita en los puntos habilitados por el Gobierno regional para su constancia y custodia en el Registro de Voluntades Anticipadas de Castilla-La Mancha. El resto, han sido a través de notario o de tres testigos autorizados y entregadas posteriormente al registro. REGISTRO INFORMATIZADO Este documento puede ser modificado, sustituido o revocado en cualquier momento, siempre que se cumplan los requisitos exigidos para su formalización. Así, el último documento otorgado será el válido. Además, se permite a la persona que lo suscriba establecer el destino, una vez fallecida, de su cuerpo y de sus órganos, lo cual agilizará mucho las donaciones, un hecho muy importante para que Castilla-La Mancha continúe avanzando en este campo. El registro está totalmente informatizado, con todas las salvaguardas previstas en materia de protección y confidencialidad de los datos, quedando registrada la identidad de cada persona que consulta. Está prevista su conexión "on line" con el Registro Nacional de Voluntades Anticipadas, que depende del Ministerio de Sanidad y Consumo. Los médicos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha pueden consultar la declaración desde cualquier hospital o centro de salud. Para otros facultativos, --incluidos los de otras comunidades autónomas-- se dispone, de forma provisional, mientras se habilita el acceso con firma electrónica, de un protocolo especial para la consulta a través de los puntos de registro o del 112. Este registro forma parte del desarrollo de la Ley de Voluntades Anticipadas aprobada en junio de 2005 por las Cortes regionales, un nuevo derecho promovido por el Gobierno de Castilla-La Mancha que refuerza la autonomía del ciudadano como paciente, con el objetivo de poder tener una vida digna hasta el final.