El Ayuntamiento de Carballo decreta dos días de luto por el policía muerto en atropello y se personará en la causa


CARBALLO (A CORUÑA)|

El control estaba "perfectamente señalizado" en una recta "con amplísima visibilidad" y alcalde atribuye el siniestro a una "absoluta negligencia" del conductor

El Ayuntamiento de Carballo (A Coruña) ha decretado dos días de luto por el policía local de 50 años, José Luis Garea --natural de Cerceda, en donde será enterrado--, fallecido al ser atropellado en un control de alcoholemia, mientras que el consistorio se personará judicialmente en la causa contra el conductor detenido por este siniestro.

En declaraciones a los medios este sábado, el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, ha informado de que el Ayuntamiento ha decidido personarse "en defensa de los intereses de la familia del policía fallecido y del honor de toda la Policía Local y trabajadores municipales".

Este sábado la corporación ha convocado un pleno extraordinario y urgente en la que mostrará su condena por la muerte del policía local atropellado por un conductor que dio positivo en alcoholemia sobre las 5,15 horas de la madrugada.

El regidor ha explicado que el control estaba "perfectamente señalizado", con "las luces encendidas en una recta con amplísima visibilidad", por lo que "no ha lugar a ninguna interpretación que no sea que por una absoluta negligencia por parte del conductor se cometiera este trágico accidente". "Después dirán los jueces si tiene o no consecuencias penales, espero que sí", ha agregado.

TERCERA ALCOHOLEMIA

Por su parte, el jefe de la Policía Local de Carballo, Roberto Mosquera, ha detallado de que el control lo llevaban a cabo dos patrullas con cuatro policías, después de que el puesto de la Guardia Civil pidiese apoyo por la celebración de una verbena en Berdillo.

Mosquera indica que el conductor "llevó por delante" a su compañero, que "falleció en el acto". De hecho, un segundo policía "tuvo que saltar para no ser arrollado".

Asimismo, ha destacado que sobre el detenido constan al menos tres positivos por alcoholemia, uno de ellos detectado por la Policía Local en la calle Fomento de Carballo en 2015.

Finalmente, el jefe de la Policía Local de Carballo ha lamentado la "mala suerte" de este agente al morir realizando su trabajo. "Llevo aquí 35 años y jamás ocurrió una cosa como esta", afirma.