Garganta la Olla (Cáceres) luce crespones negros en señal de luto por la muerte de Jairo cuando entraba a su instituto

GARGANTA LA OLLA (CÁCERES), 11 (EUROPA PRESS) Tres crespones negros lucen hoy las banderas del ayuntamiento de la localidad cacereña de Garganta la Olla en señal de luto por el fallecimiento de Jairo H.L., de 17 años, quien murió ayer de "forma súbita" cuando se disponía a entrar en el instituto donde estudiaba, ubicado en la localidad verata de Jaraíz de la Vera, a pocos kilómetros de su población natal. Así lo explicó hoy a Europa Press Televisión Raquel Cruz, directora del Instituto de Educación Secundaria Maestro González Korreas donde le sobrevino la muerte al joven , que cursaba segundo de bachillerato, y al que calificó la responsable de este centro como "una buenísima persona", además de" un buen estudiante". "Fue una muerte súbita", detalló, antes de explicar, que en ese momento, Jairo iba hablando con dos compañeros de clase y fue cuando de pronto éste "cayó fulminantemente" y "ya no se pudo hacer absolutamente nada" para salvarle la vida. Así lo apuntó esta mañana en Garganta cuando regresaba del cementerio donde había asistido para dar el último adiós al joven que falleció hacia las 08,25 horas de ayer. Expuso que se trata de un hecho "terrible para toda comunidad" y añadió que todos están viviendo una experiencia "tremenda y dura", porque una muerte así "no se puede entender". "BRILLANTE ESTUDIANTE" Del mismo modo, muchas de las aproximadamente 1.000 personas que residen en este municipio, así como muchos amigos del joven procedentes de otras localidades vecinas y sus propios compañeros de pupitre, se dieron cita hoy a las 11,00 horas en la Parroquia de San Lorenzo de esta localidad verata para asistir a los responsos por la muerte de Jairo. Una de sus compañeras de clase, María Jesús Díaz, visiblemente emocionada señaló que era un "brillante estudiante" y sobretodo "una buena persona" por lo que precisó que sus compañeros "nunca" le olvidarán. Por su parte, Marta Díaz, que es vecina de Garganta y era amiga del fallecido aseveró que el fallecimiento de su amigo "ha sido un palo muy duro" para quienes le conocían, por tratarse de un chico joven y porque él mismo gozaba de "buena salud", apuntó. Tras el funeral, muchos vecinos permanecieron en la plaza y se sumaron a los corros de personas que comentaban lo extraño del caso, al ser un chaval tan joven el que ha perdido la vida, y se preguntaban por cual sería el resultado de la autopsia practicada ayer en Plasencia, cuya información no se ha hecho pública.