Investigan la muerte de una niña que se tiró de un vehículo en el viaje de vuelta a un centro de menores

  • Madrid, 20 abr (EFE).- La Oficina del Defensor del Pueblo ha abierto una investigación de oficio para aclarar la muerte de una niña de 14 años que se tiró de un vehículo en marcha cuando regresaba al centro de menores Casa Joven, de Azuqueca de Henares (Guadalajara), tras pasar una vacaciones con unos familiares.

Madrid, 20 abr (EFE).- La Oficina del Defensor del Pueblo ha abierto una investigación de oficio para aclarar la muerte de una niña de 14 años que se tiró de un vehículo en marcha cuando regresaba al centro de menores Casa Joven, de Azuqueca de Henares (Guadalajara), tras pasar una vacaciones con unos familiares.

La niña, S.G., murió a última hora de la tarde de ayer en el Hospital Niño Jesús de Madrid, tras permanecer ingresada en la UVI una semana, debido a las heridas graves que sufrió al tirarse el pasado día 12 de la furgoneta que la conducía a Azuqueca, tras las vacaciones, según informa hoy El País.

Según han precisado a Efe fuentes de la Fundación O'Belen, que gestiona el centro de menores donde vivía la niña, "nada hacía indicar la reacción de la menor ya que cuando fue recogida en la estación de Atocha por uno de los educadores estaba tranquila y contenta".

La Fundación ha indicado que la niña llegó voluntariamente en tren desde su localidad de residencia hasta la estación de Atocha, donde la recogió el educador, "sin manifestar en algún momento que quería volver o bajar de la furgoneta".

La misma fuente ha resaltado que durante la estancia de esta menor en el centro de menores de Azuqueca, en el que se encuentra tutelada por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, "nunca había tenido problemas ni con sus compañeros ni con el personal de O'Belén".

El centro de menores Casa Joven de Azuqueca de Henares, gestionado por la Fundación O'Belen, figura en el informe elaborado entre 2007 y 2008 por el Defensor del Pueblo sobre irregularidades en la gestión de centros de menores y su tratamiento.

Así, el informe reveló que en muchos centros se llevan a cabo "prácticas contrarias" a los derechos de los niños y que la mayoría realiza contenciones físicas y mecánicas en situaciones de alteración del menor, en ocasiones con una agresividad "desproporcionada" y varias veces al día.

El informe, presentado a la Comisión mixta Congreso-Senado, se centraba en la investigación de 27 de los 58 centros de este tipo existentes en España, en el que se denuncian casos de maltrato.