Recuerdan a Benedetti en Chile como inspirador, estrella y sobre todo poeta

  • Santiago de Chile, 18 may (EFE).- El mundo literario chileno se unió hoy al duelo que viven las letras por la muerte del escritor uruguayo Mario Benedetti y lo recordó por ser una fuente de inspiración, una estrella que atrajo multitudes y sobre todo un poeta.

Santiago de Chile, 18 may (EFE).- El mundo literario chileno se unió hoy al duelo que viven las letras por la muerte del escritor uruguayo Mario Benedetti y lo recordó por ser una fuente de inspiración, una estrella que atrajo multitudes y sobre todo un poeta.

La novela de Benedetti "Primavera con un a esquina rota" inspiró a la compañía teatral chilena Ictus, que la adaptó y la llevó a escena en 1984, en plena dictadura de Augusto Pinochet.

Esa obra, en la que Benedetti plasma su dolor por un Uruguay estremecido por el invierno de la dictadura, pero con la esperanza de una primavera, fue una de las más vistas, aplaudidas y elogiadas por la crítica aquel año en Chile, que la ha catalogado como una de las piezas "imprescindibles" de Ictus.

"Corrimos riesgo estrenándola, porque mucha de la realidad uruguaya que presentaba era extrapolable a Chile. Es una pena que (Benedetti) no pudiera verla", dijo hoy Nissim Sharim, uno de los miembros más destacados de Ictus.

En 1993 y tras una ausencia de dos décadas, Benedetti, fallecido este domingo en Montevideo a los 88 años, se presentó como invitado de honor en la Feria Internacional del Libro de Santiago, donde ofreció un recital cuyo marco hubiese envidiado cualquier estrella del rock.

Una multitud lo aplaudió de pie por más de un cuarto de hora en el centro cultural "Estación Mapocho", donde muchos espectadores derramaron lágrimas de emoción sin pudor cuando recitó "Una mujer desnuda y en lo oscuro", versos que como otros de su creación ("El Sur también existe") popularizó el cantautor español Joan Manuel Serrat.

Escritores y críticos chilenos recuerdan a Benedetti más bien como un poeta y, a juicio de Alfonso Calderón, Premio Nacional de Literatura 1998, fue un hombre "de principios muy sólidos" y de quien, en su narrativa, admira especialmente el cuento "Puntero Izquierdo".

"Lo conocí en la década del 60, en un encuentro literario de Concepción, y luego cenamos juntos en Santiago. Nos hicimos próximos porque di una serie de conferencias sobre su obra en la universidad", rememoró Calderón.

"Me impresionó siempre su conocimiento del alemán. Era un defensor de Cuba, pero a la vez se preguntaba si era conveniente seguir apoyándola", añadió al considerar que la novela "La Tregua" sin duda va a perdurar.

Para la poetisa chilena Delia Domínguez, que recordó haber recitado junto con el autor uruguayo en 2004 en Madrid en la Casa de América, como poeta Benedetti "está a la altura de Gonzalo Rojas" y está convencida de que la obra literaria del artífice de "El olvido está lleno de memoria" influirá en las futuras generaciones.

Aunque encuentra la poesía de Benedetti "demasiado literal", el crítico y ensayista Naín Nómez coincide en que ya ejerce "una gran influencia" en la gente joven.

A juicio de Nómez, Benedetti es también "muy valioso" en términos políticos, por lo que será recordado como escritor, pero también "como un gran intelectual latinoamericano".

Según el crítico del diario El Mercurio Camilo Marks, Benedetti fue "una figura bien mediática, conquistadora, pero escribió demasiado".

En Santiago, un libro de condolencias por la muerte de Benedetti fue abierto hoy en la embajada de Uruguay, en cuyo frontis Mónica Iglesias, una joven catalana, instaló una veintena de láminas que formaban la figura del escritor y en algunas escribió diversos versos del autor de "Canciones del más acá".