LA ASOCIACIÓN 'DESPUÉS DEL SUICIDIO' ATIENDE CADA AÑO A MÁS DE 200 PERSONAS

MADRID|
Màs de 200 personas contactan cada año con la asociación 'Después del Suicidio', la única que en España se ocupa de los familiares de los suicidas. "Desde que nacimos hace cuatro años hemos dado asistencia a más de 900 personas. Un 80% de ellas son padres que han perdido a sus hijos y luego hijos que han perdido a sus progenitores, hermanos y también parejas", explicó a Servimeda Cecilia Borrás, presidenta y fundadora de esta asociación."Lo primero que hacemos es paliar el sentimiento de soledad que tienen estas personas. Son acompañados por alguien que ha pasado por lo mismo que ellos para que puedan ver a través de esa persona que les acompaña que la vida sigue adelante, que hay esperanza, aunque es un proceso muy largo", destacó Borrás."Todos tienen una pregunta. ¿Por qué? Desgraciadamente en la muerte por suicidio esa cuestión casi siempre queda pendiente y tenemos que aprender a vivir con esto. Pero es importante saber que hay vida después del suicidio y del dolor tan punzante. En un momento piensas que no, que no hay salida, pero la clave es tener paciencia consigo mismo y que el entorno tambien tenga paciencia con esa persona que ha perdido a un ser querido, que se ha suicidado" aseguró la fundadora de la asociación 'Después del suicidio'.Reconoce Borrás que "hay un antes y un después del suicidio" y que para ella, que también ha pasado por esa experiencia, es muy importante "haber ayudado a las familias que han visto como un ser querido se ha suicidado".Recalca que hay una relación directa entre suicidio y depresión. "La depresión está detrás del 60% de los suicidios. La prevención está en reconocer síntomas y ayudar a esa persona, no infravalorarlos".Recuerda además que "el suicidio es la primera causa de muerte de la juventud y no lo podemos olvidar. Los datos que disponemos es la punta del iceberg hay muchos más suicidios de los que aparecen en las estadísticas".