Acusado de usar un 'vientre de alquiler' para tener un bebé niega que pagara por "su propia hija"


ALMERÍA|

J.J.G.S., el hombre afincado en Vícar (Almería) acusado de haber pagado 10.000 euros para tener un bebé mediante un 'vientre de alquiler', ha afirmado que "no pagó ninguna cantidad para comprar a su propia hija" sino que "abonó los gastos de la clínica de inseminación" así como otras "pequeña partidas para ropa y ajuar del bebé, ropa prenatal" y "atención médica privada".

Así lo ha trasladado a Europa Press su abogado, Carlos Aránguez, quien ha afirmado que su patrocinado "deseaba ser padre" y "mantuvo una relación afectiva" con la mujer, identificada como S.C.C. y natural de la localidad gaditana de Villamartín, de forma que fue él quien "propuso tener un hijo mediante inseminación artificial".

El investigado, que ha declarado este miércoles por videoconferencia desde Almería ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Arcos de la Frontera (Cádiz) y ha contestado a las preguntas que le han efectuado todas las partes, fue detenido por un presunto delito de alteración de la paternidad. El juez ha suspendido la patria potestad del bebé.

El letrado ha señalado que el hombre conoció a la madre de la niña, de quien "es amiga" y con la que "mantuvo una relación afectiva" tras la que acordaron tener un bebé por inseminación "sin alterar la filiación de la recién nacida". "Los trámites se hicieron en el Registro Civil y consta quien es su madre y su padre", ha explicado.

Con esto, la defensa de J.J.G.S. ha calificado de "barbaridad" que a su defendido se le achaque la presunta comisión de un delito de suposición de parto y de la alteración de la paternidad, estado o condición del menor recogido en el artículo 221 del Código Penal, máxime cuando la recién nacida "nunca estuvo desatendida". "Siempre estuvo debidamente cuidada y era especialmente querida", ha añadido Aránguez, quien se ha expresado en los mismos términos en un comunicado.

Asimismo, ha insistido en que el padre de la niña, al que se le ha solicitado una prueba de ADN para contrastar su paternidad, ha acudido "todos los días" a "preguntar cómo está su hija" ante los servicios sociales, pero "no le han dejado verla" y "no le dicen cómo está". "Era una niña feliz, por lo que no entendemos la resolución por la que suspende la patria potestad", ha incidido.

"UN HOMOSEXUAL PUEDE SER PADRE"

El abogado ha defendido también el derecho a que un hombre homosexual "pueda ser padre con independencia de ello". "Si hubiera sido rico, se hubiera desplazado al extranjero y hubiera estado bien asesorado, estaría hoy disfrutando de su paternidad como Miguel Bosé, Ricky Martín o la Baronesa Thyssen", ha comparado.

Así, ha criticado que en España haya "un derecho penal para pobres" mientras que existen personas con mayores posibilidades económicas o celebridades que está "disfrutando de algo normal" ante la posibilidad de concebir a sus descendientes en otros países.

"Por maternidad subrogada se entiende la situación en la que una mujer queda embarazada con la intención de ceder al niño al nacer. La maternidad subrogada está expresamente permitida y regulada en múltiples países, incluso de la Unión Europea, en los que se permite una paternidad legal distinta de la maternidad biológica", ha añadido.

El letrado, que ha negado que exista una "operación comercial con un menor" en este caso en el que sí identifica "un acuerdo altruista que ha permitido a un homosexual tener su propio hijo sin que la madre haya renunciado en ningún momento a su condición de progenitora", ha avanzado además que ha formalizado este miércoles una denuncia por vía penal por revelación de datos de carácter personal de su representado, del que se conoce su vivienda, lugar de trabajo y teléfono particular, entre otros datos, según ha puntualizado.