Sandra Ibarra: "Me gustaría haber sido madre, pero me considero una privilegiada"


MADRID|

Etiquetas

La modelo Sandra Ibarra es una de las protagonistas del libro No madres que ha escrito la autora gijonesa María Fernández-Miranda. El libro cuenta los testimonios de varias mujeres que decidieron no ser madres por motivos personales, de salud o incluso de profesión, queriendo de esta forma romper clichés y tópicos acerca de la maternidad. Ibarra en concreto, confirma que siempre le quedará la espinita de haber sido madre.

Sandra Ibarra fue conocida por su profesión como modelo y por su vida marcada por el cáncer que le diagnosticaron cuando era muy joven. A día de hoy, es una mujer que ha entrado en la cuarentena tras haber superado dos leucemias. Respecto al tema de la maternidad, Ibarra confiesa que "le hubiera gustado mucho" pero que no se queja porque se considera "una privilegiada por muchas cosas y lo que no puedo es quedarme con lo que no tengo".

La modelo asegura que su experiencia le ha hecho aprender a entender, a desarrollar y a vivir lo que tiene y que se encuentra en el mejor momento de su vida. Pero no ha querido perder la oportunidad de destruir otro tópico acerca de los enfermos de cáncer: "Parece que como has tenido cáncer luego eres feliz, hay un trabajo personal que hacer, muchas personas se quedan con muchos miedos, inseguridades, incertidumbres, cualquier cosa que le duele es cáncer otra vez*".

Respecto a su propia salud dice estar muy recuperada y que ya no tiene que descansar tanto como lo hacía antes, sino que tiene la energía suficiente para llevar una vida normal y disfrutar de todo lo que le está ocurriendo, situación que define como "fascinante".