Aguilar entra en la Junta como "mujer de izquierdas e independiente" y sólo espera respeto y valoración de su trabajo

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

La nueva consejera de Obras Públicas y Transportes y ex alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, manifestó hoy que entra en el Ejecutivo andaluz como "mujer de izquierdas e independiente" y que sólo espera respeto y valoración del trabajo que tiene que desempeñar.

En declaraciones a los periodistas a su llegada al acto de toma de posesión de los nuevos consejeros del Gobierno andaluz, Rosa Aguilar quiso dejar claro que ha hecho lo que "tenía que hacer" desde su ética y honestidad, que es precisamente dejar las responsabilidades que ostentaba en el Ayuntamiento y desvincularse de una organización, en referencia a IU, según explicó.

De esta manera, según agregó, como "mujer de izquierdas e independiente formo parte del Gobierno de Andalucía". Explicó que siente emoción y responsabilidad ante el trabajo que ha de realizar para Andalucía y, al mismo tiempo, gratitud por la confianza que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha demostrado hacia ella, queriendo que forme parte de su gabinete.

Tras indicar que se siente contenta y feliz, manifestó que siente además mucha energía, fuerza e ilusión por los retos y desafíos que tiene la consejería de asume. "Empezamos el reloj a cero y a trabajar", apuntó Rosa Aguilar, que se mostró satisfecha por el cariño y el afecto que le han expresado muchos amigos, su familia, y los compañeros y compañeras "que me quieren y que me lo han manifestado". Resaltó, de igual manera, que la ciudadanía cordobesa, que la lleva en su "corazón", le ha mostrado mucho cariño.

Respecto al impacto a nivel nacional que ha tenido su decisión de incorporarse al Gobierno andaluz, Aguilar indicó que "siempre que llueve, escampa", con lo que confió en que todo se tranquilice. No obstante, dijo que respeta la libertad de expresión y las manifestaciones que haya hecho cada cual, de manera que no tiene intención de responder a ninguna de ellas.

"Yo me voy a poner a trabajar y lo único que pido es respeto y valoración de mi trabajo, nada más", según manifestó.

A partir de ahora, según Rosa Aguilar, todo el Gobierno andaluz tiene que sumar fuerzas y esfuerzo para dar respuesta a la situación de crisis actual y a las miles de familias andaluzas que lo están pasando mal.

Agregó que es consciente de que las obras públicas son un instrumento extraordinariamente importante para generar desarrollo económico y empleo, de manera que se va a empeñar en su trabajo porque "lo más importante y el centro de atención fundamental de la política de la consejería va a ser el ser humano, los ciudadanos, a los que me voy a dedicar". Dijo que desarrollará iniciativas en ese sentido para impulsarlas cuanto antes y una vez que las hable con el presidente de la Junta.

Asimismo, garantizó "mucho diálogo, colaboración y cooperación institucional", sobre todo porque, al venir del campo de lo local, sabe bien "lo que significa el valor de la cercanía, de la proximidad y tener el despacho en la calle".

Respecto a los elogios que Griñán a hecho de ella, dijo que se siente contenta y satisfecha, si bien apuntó que el presidente no le va a la zaga porque es una persona "tremendamente trabajadora, entregada, de diálogo y de calidez humana, con la que fácilmente te puedes encontrar y entender en el trabajo diario". "Le tengo un cariño y afecto personal de siempre, lo que también ha sido un factor importante en la toma de decisión", indicó Aguilar, que se mostró convencida de que tanto con el presidente como con los demás consejeros va a trabajar "muy bien y con total y plena lealtad".

Respecto a las acusaciones de transfuguismo del PP, se limitó a apuntar que no va a entrar en polémica y quiso dejar claro que ha hecho "lo que tenía que hacer desde mi ética y mi honestidad, que es precisamente dejar las responsabilidades que ostentaba en el Ayuntamiento y desvincularse de una organización", de manera que como "mujer de izquierdas e independiente formo parte del Gobierno de Andalucía".