Bermejo admite que la huelga fue "significativa" y que dimitiría si "estuviera metido en líos" como los miembros del PP

Dice que los efectos de la huelga que sufrieron los ciudadanos no fueron excesivos y espera que TC se pronuncie pronto sobre el Estatut MADRID, 19 (EUROPA PRESS) El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, calificó hoy la huelga realizada ayer por jueces y magistrados de varias provincias como "suficientemente significativa", al tiempo que indicó que dimitiría en el caso de haber realizado "algo incompatible" con el ejercicio de sus funciones o "anduviera metido en alguno de esos líos que andan ahora metidos los miembros de algunas comunidades autónomas del PP". "Yo dimitiría si realmente me encontrara en una situación de incompatibilidad con el ejercicio de mi función, imagínese si anduviera metido en alguno de esos líos que andan metidos ahora los miembros de algunas comunidades autónomas del PP", respondió Bermejo en declaraciones a Tele5 recogidas por Europa Press, al ser preguntado sobre la idea de dimitir que solicita el PP. Asimismo, el titular de Justicia expresó que la huelga convocada ayer por miembros de la Judicatura es "suficientemente significativa" y apoyó los datos de participación que ofreció el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que cifra el respaldo en el 35,38 por ciento. A su juicio, el hecho de que "un tercio" de los jueces siguiera la jornada de paro confirma "algo que ya se sabía", que la Justicia necesita una mayor atención. Celebró que las incidencias sufridas ayer por los ciudadanos a causa de la huelga del colectivo no fueron "excesivas" ya que "hay 3.800 órganos y sólo 800 y pico suspendieron" algunas de sus actuaciones. A esta situación, apuntó, se unió que un "grupo de funcionarios decidió no trabajar porque no han percibido lo que la Comunidad de Madrid les prometió". DIÁLOGO "INDISPENSABLE""El escenario es malo, evidentemente, y la continuidad de diálogo es absolutamente indispensable para ir hacia esa modernización que es necesaria", subrayó, para indicar que la Administración de Justicia ha cambiado pero no se ha visualizado de manera "simétrica". Preguntado si reclamó al CGPJ la interposición de otra sanción al juez Rafael Tirado, encargado del caso Mari Luz, replicó: "Jamás he dicho al CGPJ lo que debe hacer y jamás lo haré". Dicho esto, precisó que en aquel momento cumplió su "obligación" de "criticar" una sanción que le parecía "absolutamente escasa". "Eso ha molestado pero eso también necesita una modernización en la Justicia. Todos los actores deben entender que nadie puede ser inmune a esos actos", remachó. Finalmente, al ser preguntado sobre la sentencia que dictaminará el Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña, confió en que se pronuncie "pronto" para "poner fin a este episodio que está dificultando la relación con otros ámbitos". "Es bueno que esa sentencia esté cuanto antes", concluyó.