Bravo (CGPJ) cree que reforzar el papel del fiscal en la instrucción penal agilizará los procesos y mejorará garantías

Advierte que "politizar la justicia" resta credibilidad al sistema

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gabriela Bravo, apoya a título personal el proyecto del Ministerio de Justicia para dotar de un papel más importante a los fiscales en los procesos de investigación penal, lo que previsiblemente se realizará a través de una inminente reforma de la actual Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEC). A su juicio, los cambios previstos contribuirán a agilizar los procedimientos y a reforzar las garantías procesales.

En una entrevista concedida a Europa Press, Bravo señaló calificó de "un buen diseño" el proyecto del Gobierno para redefinir las funciones del juez y del fiscal, que fue anunciado hoy por el propio titular de Justicia, Francisco Caamaño, en un desayuno informativo.

Cuando el proyecto de reforma legislativa se presente, el Consejo deberá emitir su preceptivo, aunque no vinculante, informe sobre la reforma. Bravo señaló que no puede adelantar el sentido de este documento, puesto que es una cuestión que aún no ha sido planteada y además corresponde al Pleno del órgano de gobierno de los jueces.

Sin embargo, y a título personal, comentó que la actual LEC "es decimonónica y ha sido parcheada en muchas ocasiones". "La realidad es que no responde a las expectativas ni a las demandas de una Justicia del siglo XXI", dijo.

"Son muy importantes las líneas marcadas por el ministro", que pasan por darle un papel más importante al Ministerio Fiscal como director de la investigación y respaldar al juez como garante de que los derechos constitucionales se cumplan, apuntó.

POLÍTICA 'JUDICIALIZADA'

Preguntada si considera que actualmente existe una excesiva judicialización de asuntos políticos, Bravo indico que "la judicialización de la política, o la politización de la Justicia resta credibilidad al propio sistema".

"Si queremos que efectivamente nuestra Justicia sea creíble, debemos procurar que responda a las funciones que tienen encomendados los jueces, que es lo de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado, no utilizarla como mecanismo de contraataque en aras a otros intereses políticos", añadió.

PALABRAS DE CAAMAÑO.

Durante la entrevista, Bravo calificó de "importantes" las manifestaciones realizadas por Caamaño sobre que la mayoría de los jueces españoles "se llevan trabajo a a casa y se desvelan por encontrar una solución justa para cada caso".

"El ministro ha hecho varios guiños a la Carrera Judicial, al agradecer públicamente el esfuerzo diario que los jueces hacen para superar la actual carencia de medios, sus dificultades para conciliar su vida familiar y esas horas robadas a su ocio para poder adoptar las resoluciones judiciales con prontitud -dijo-. Creo que ha conseguido que la sociedad perciba al juez como un verdadero servidor público preocupado porque el derecho a la tutela judicial efectiva sea una realidad".

Preguntada si este tipo de declaraciones pueden contribuir a frenar la jornada huelga anunciada por las asociaciones judiciales para el próximo 26 de junio, la portavoz del CGPJ señaló que tiene la "esperanza" de que así sea.

"Comparto plenamente el diagnóstico que el ministro Caamaño ha hecho sobre la situación de la Justicia, que efectivamente necesita una reforma profunda, estructural y que pasa por acuerdo social", agregó.

A juicio de Bravo, "la Justicia no es sólo cosa de jueces, hay otros operadores jurídicos que hay que tener en cuenta, como secretarios judiciales, abogados, procuradores, fiscales..etc.". Agregó que se precisa además de la implicación del Gobierno central y los autonómicos con competencias en este ámbito.