David Hasselhoff, hospitalizado por una intoxicación etílica

LOS ANGELES, 3 (OTR/PRESS)

David Hasselhoff vuelve a las andadas. Parece que el actor no ha dejado sus excesos y el pasado sábado fue ingresado en un hospital de Los Angeles como consecuencia de una intoxicación etílica. Fue su hija menor Hayley, de 16 años, quien se encontró al intérprete inconsciente en el suelo de su mansión, en Encino (California).

La joven no dudó en llamar a su madre Pamela Bach -de la que Hasselhoff se divorció en 2006- para que le ayudara a trasladarlo al centro sanitario Cedars Sinaí. "Ya es la séptima vez que ha tenido que ingresar en el hospital en los últimos años debido a sus abusos con el alcohol", señaló una fuente a 'RadarOnline'.

Este mismo allegado explicó que cuando Hayley se encontró a su padre en el suelo tuvo que golpearle la cara para mantenerlo con vida, ya que casi no respiraba. En declaraciones a la página Web, recogidas por otr/press, ésta fuente detalló que los médicos habían agradecido a la ex mujer del actor su rapidez a la hora de actuar, ya que, dicen, podría haber muerto.

"¿Cuántas veces tendrá que ser hospitalizado hasta que muera?", se preguntaba un amigo de la familia que acudió al hospital. Por el momento, el protagonista de 'Los Vigilantes de la playa' se encuentra "bien" y está recuperándose, según la publicación. Bach y Hayley permanecieron junto a él hasta las cuatro de la mañana. Después ambas se marcharon a casa a descansar.

Mientras, 'TMZ.com' publicó unas declaraciones de la representante del actor, Judy Katz, en las que señala que está "bien y feliz celebrando el 80 cumpleaños de su padre". Al parecer el mismo día de su ingreso David, de 56 años, había acudido a una cena junto a su progenitor y a su novia Kimberly, una cita que confirmó su portavoz.

Precisamente sus últimas apariciones con Kimbely en público, mostraban a un Hasselhoff muy mejorado y todo su entorno aseguraba que el intérprete había dado un nuevo rumbo a su vida. Ahora parece que el protagonista de 'El coche fantástico' ha vuelto a recaer en el alcohol, un abuso que provocó el divorcio de la madre de sus hijas.

Sus excesos con la bebida le llevaron también a protagonizar un video que dio la vuelta al mundo y recibió millones de visitas en 'Youtube'. En él, el actor intenta comerse una hamburguesa tirado en el suelo de su casa. Sus movimientos y comentarios evidencian que había ingerido una gran cantidad de alcohol.

Según señaló después, las imágenes fueron captadas por sus hijas adolescentes a quienes él mismo pidió que lo grabaran, para darse cuenta de las nefastas consecuencias de beber demasiado.