El Ayuntamiento de Teruel estudiará un informe sobre el cambio de nombre de calles por la Ley de Memoria Histórica

TERUEL, 25 (EUROPA PRESS) La Comisión de Servicios Generales, Personal y Seguridad del Ayuntamiento de Teruel estudiará, en breve, un informe sobre el cambio nombre de calles para ajustarse a la Ley de Memoria Histórica. El informe que, ya está en poder del consistorio, fue encargado al cronista oficial de la ciudad, Vidal Muñoz. En dicho informe se contemplan diversas calles y plazas de la ciudad que se verían afectadas por tal ley. Entre ellas, la calle Laureado García Esteban, la calle General Pizarro, la calle de los Mártires de Teruel, la ronda de la Liberación y la calle Marcos Peña Royo. El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, explicó a Europa Press que "se propone el cambio al nombre que tradicionalmente han tenido". De esta forma, recuperarán el nombre que tuvieron antes de la Guerra Civil o pasarán a denominarse oficialmente por el nombre con las que se les ha conocido popularmente. De esta forma, la calle Laureado García Esteban, conocida popularmente como calle del Pozo, recuperará la denominación que tuvo desde la fundación de la villa hasta su cambio por el nombre actual. La calle General Pizarro, adquirió dicho nombre en los años 50 del siglo pasado, en memoria del militar. En la época medieval, ostentaba el nombre de Portal de Valencia, por lo que lo recuperará a partir de ahora. La calle de Los Mártires de Teruel, situada en el barrio del Ensanche, adquirió dicha denominación en los días posteriores a la Guerra Civil en memoria de los combatientes fallecidos del bando nacional. A partir de ahora, se denominará calle de la Antigua Normal de Magisteri. La Ronda de la Liberación se extiende del edificio del Servicio de Sanidad en el Ensanche, rodeando las casas unifamiliares y pareadas que se levantaron a principios del siglo XX, hasta la casa del Barco. La nueva denominación será la de calle de la Casa del Barco. La calle Marcos Peña Royo debe su nombre al recuerdo del Gobernador Civil y Jefe Provincial del movimiento, mientras que el informe del Cronista Oficial de Teruel, recomienda su cambio por el de calle de Pinilla o de Campo Pinilla. El alcalde de Teruel aseguró que podría haber problemas sólo con una plaza, la dedicada al Padre Polanco. Según Ferrer, "Fray Anselmo Polanco no fue una figura destacada de una guerra, sino que murió en la Guerra Civil, por lo que creemos que no entra dentro de la Ley de Memoria Histórica". Así que el cronista oficial de Teruel propone que mantenga ese número, pero que también sea conocida oficialmente, como Plaza de la Marquesa, denominación más habitual entre los turolenses. Finalmente, Ferrer indicó que el informe pasará ahora a la Comisión de Servicios Generales una vez que todos los grupos lo estudien y fijen sus respectivas posturas. El primer edil se mostró convencido de que "habrá un acuerdo bastante unánime por la Ley hay que cumplirla y el cauce que se nos marca es el razonable y el adecuado".