El bebé David Rando es bautizado por lo civil en El Borge y se convierte en el primero de Andalucía

La próxima ceremonia tendrá lugar en junio y será la del hijo del alcalde de este municipio de la Axarquía

EL BORGE (MÁLAGA), 30 (EUROPA PRESS)

David Rando Ouviña es el primer niño de Andalucía y de los pocos de España que ha sido bautizado sin símbolos religiosos ni textos del bautismo cristiano. La ceremonia tuvo lugar hoy sábado en el municipio malagueño de El Borge, donde se ha instaurado el bautismo civil.

La ceremonia comenzó sobre las 12.30 horas, en el salón de actos de la Casa de la Cultura, donde se dieron cita familiares, miembros de la Corporación y gente del pueblo, con la interpretación por parte de la banda de música de El Borge del Himno de la Alegría.

Las lecturas sagradas fueron sustituidas por artículos de la Carta Europea de los Derechos del Niño por el alcalde, José Antonio Ponce (IU), quien pronunció el discurso de bienvenida para, seguidamente, dar la palabra a los padres, Laura Ouviña y Pablo Rando, y a los padrinos.

Posteriormente, Ponce leyó el acta del registro de bautizos civiles, en cuyo libro firmaron él mismo, como alcalde; los progenitores, y los padrinos --el hermano mayor del padre de David y la hermana mayor de su madre--, quienes se comprometieron a educarlo en los valores de igualdad, paz y solidaridad.

El regidor de este municipio axárquico recitó la 'Nana de la cebolla' del poeta Miguel Hernández y la banda de música se encargó de cerrar el acto con la interpretación de nuevo del Himno de la Alegría y de varios pasodobles.

REGALOS

El Ayuntamiento obsequió a los padres con un ramo de flores, una botella de vino moscatel y pasas, productos éstos últimos típicos de El Borge, así como con una copia enmarcada del acta de registro. También hubo regalos para el pequeño David, nacido el pasado 26 de marzo en Málaga capital, donde residen sus progenitores.

David llevó el traje bautismal con el que fue bautizada su madre, los hermanos de ésta e, incluso, la abuela del pequeño. "Nos hacía ilusión que fuera así y no queríamos que, por el hecho de no celebrar un bautizo religioso, se perdiera esa tradición", señaló a Europa Press Laura Ouviña.

"La ceremonia ha salido muy bien; ha sido muy dinámica y el salón de actos estaba repleto de gente", manifestó el alcalde, quien insistió en que "ha sido un acto muy democrático, en el que no se han quitado derechos a nadie, sino que se han dado más derechos".

Más aún, calificó este acto como "moderno, propio de una sociedad libre, democrática y del siglo XXI". De hecho, indicó a Europa Press que hay alcaldes de otros municipios que le han pedido información para imitarle, no sólo de la provincia de Málaga, sino también de otros puntos de Andalucía. "Dentro de muy poco, muchos pueblos ofrecerán esto porque es una demanda ciudadana", declaró.

Al respecto, Ponce aseguró que tiene una decena de peticiones para llevar a cabo bautizos civiles, aunque el próximo será el de su propio hijo, Aitor, nacido recientemente, cuya ceremonia se llevará a cabo el próximo mes de junio. En esta ocasión, sin embargo, el encargado de oficiarla será el concejal de Cultura, Iñaki Navarrete.

Tras la ceremonia, familiares y amigos celebraron el convite en el hotel El Bandolero, un molino restaurado en el que nació el salteador Luis Muñoz García, apodado 'El Bizco Arboge', sin duda, el personaje más popular y famoso del municipio.

RAZONES PARA EL BAUTISMO CIVIL

En cuanto a los motivos que han llevado a los padres de David a optar por esta ceremonia, su madre, que se mostró muy contenta por el desarrollo de la misma, explicó que "no queríamos una celebración religiosa, pero tampoco queríamos privarnos del acto social que supone un bautizo y de estar con la familia".

"Escuchamos en la radio que en El Borge se iba a instaurar el bautismo civil, así que pensamos que era una oportunidad", afirmó, a lo que añadió que, "aunque hasta ahora no teníamos ninguna relación con este municipio, a partir de ahora existirá un vínculo emocional".

Preguntada sobre lo que piensa su familia de esta decisión, reconoció que "había opiniones para todos los gustos", sobre todo porque algunos de sus familiares son muy religiosos. En general, al principio, "les sorprendió", pero, al final, se han hecho a la idea; incluso, un primo de su marido se ha interesado por esta opción.