El CGPJ asegura que "nadie ha amenazado" a los jueces para que no hagan huelga "ni se les ha negado su derecho"

PALMA DE MALLORCA, 11 (EUROPA PRESS) El vocal territorial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en Baleares, Antoni Montserrat, aseveró hoy en Palma que desde este órgano "nadie ha amenazado" a los magistrados para que no secunden la huelga prevista el próximo día 18 "ni se les ha negado su derecho", pese a que el pasado lunes el pleno del Consejo aprobó por unanimidad una resolución que defiende que el paro convocado "no tiene cobertura legal". Así lo manifestó durante la rueda de prensa celebrada después de que a lo largo de la mañana Montserrat, junto al también vocal territorial Carles Cruz y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Baleares, Antoni Terrassa, se reuniesen con los jueces de instrucción, violencia de la mujer, primera instancia, de lo mercantil, lo social, menores y de lo contencioso administrativo de la capital balear, a fin de conocer de primera mano la situación de los juzgados de Via Alemania y Sa Gerreria. Durante el acto, incidió asimismo en que el acuerdo adoptado el lunes señalaba que entre las competencias del CGPJ no se encuentra la de pronunciarse sobre la convocatoria de huelga, ya que la ley carece de soporte normativo y ninguna ley regula el derecho de los jueces a la huelga, por lo que no se pueden adoptar medidas en torno a los servicios mínimos. "La regulación actual no da una salida clara a este derecho y la huelga es inoportuna", incidió Montserrat, quien señaló, no obstante, que la resolución puede ser recurrida en la Sala tercera del Tribunal Supremo. También apuntó que el acuerdo se complementa con una declaración institucional que reconoce el "enorme esfuerzo de los jueces al realizar sus funciones" así como la situación de "deficiencia" en cuanto al entorno material y los recursos humanos y técnicos. Montserrat hizo hincapié en la incidencia de la crisis económica en relación con la sobrecarga de trabajo en los juzgados, sobre todo sociales y civiles, debido al incremento de la morosidad y a los problemas que se producen en las empresas en el ámbito de las relaciones laborales,"problemas que llegan a los juzgados y producen un exceso de trabajo", puntualizó. Por otro lado, Carles Cruz manifestó que durante la visita realizada a Palma también se han analizado las condiciones actuales de los juzgados de Vía Alemania, que la pasada semana sufrieron el desprendimiento de varios cascotes del techo de la planta tercera del edificio judicial que golpearon contra el suelo. En este sentido, recalcó la necesidad de trabajar con las autoridades tanto de Baleares como de Madrid para dar solución "lo antes posible" a esta problemática.