El PSM denuncia la falta de un turno de guardia de los equipos psicosociales de los Juzgados de Violencia de Género

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El Partido Socialista de Madrid (PSM) denunció hoy la "dejadez" e "irresponsabilidad" de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid por no establecer un turno de guardia de los equipos psicosociales en los diez Juzgados de Violencia de Madrid de la capital.

Asimismo, la secretaria de Políticas de Igualdad del PSM, Carmen Toledano; la portavoz socialista de Mujer en la Asamblea de Madrid, Josefa Pardo; y las diputadas socialistas Esperanza Rozas y Mercedes Lezcano exigieron una atención integral en estos órganos judiciales tras la reunión mantenida con varias de las psicólogas y trabajadoras sociales, las profesionales que constituyen los equipos psicosociales.

Según el PSM, se trata de una situación que llevan denunciando desde principios de 2008, cuando "se tenía que haber previsto los medios y recursos humanos necesarios para cubrir los turnos de guardia incluido los fines de semana".

"Nos hacemos eco como lo habíamos hecho anteriormente, de las demandas de las profesionales, quienes están esperando una respuesta de la Consejería de Justicia desde el mes de enero", señaló Toledano, quien a su vez recordó que en su momento, "desde el PSM se denunció esta grave situación y se solicitó a la Consejería y a la presidenta regional que tomara cartas en el asunto si de verdad apuesta por la defensa de los derechos de las mujeres y la atención integral, en especial la atención de las mujeres víctimas de violencia de género".

Por su parte, Josefa Pardo recordó "la obligación" que la administración regional "tiene de garantizar la atención integral a las mujeres víctimas de la violencia, pues en la actualidad no es integral sino parcial, lo que conlleva una gran vulneración de la situación y los derechos de estas mujeres y la de sus familias".

Ambas responsables socialistas insistieron en la necesidad de abordar esta importante carencia, y solicitaron el compromiso del Gobierno regional para que ponga solución "a esta grave situación que vulnera claramente uno de los principios establecidos en la Ley Integral Regional contra la Violencia de Género", aprobada por el PP en la Asamblea de Madrid con el apoyo del PSM.