El transexual que el Sespa derivó a Málaga urge una reunión con Quirós ante los "retrasos" y "despropósitos" del proceso

OVIEDO, 11 (EUROPA PRESS) El primer usuario de la Unidad de Tratamiento a Transexuales de Asturias que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) derivó al Hospital Carlos Haya de Málaga para someterse a una intervención de cambio de sexo, Mané Fernández, reiteró hoy su petición de reunirse con carácter "urgente" con el consejero de Salud, Ramón Quirós, ante los "retrasos" y "despropósitos" del proceso. Fernández, también coordinador del área Transexual de la asociación Xente Gai Astur (XEGA), acudió esta semana al centro hospitalario andaluz para proseguir con el protocolo médico. Esta ha sido su segunda consulta tras la derivación del caso desde Asturias en un proceso que considera "descontrolado y reiterativo". Según explicó Mané Fernández en declaraciones a Europa Press, su visita de esta semana, "fue para lo mismo que la primera en septiembre". Se entrevistó con la psicóloga y con la endocrina, y mientras que la primera le garantizó que valida los informes elaborados por los profesionales que le atendieron en el área del Hospital de San Agustín de Avilés, la otra especialista le indicó que aun no está en lista de espera, a pesar de que hace unos meses le dijeron que ya había entrado en lista. "Es un sinsentido, la psicóloga me dijo que ya estaba en lista de espera desde el 1 de noviembre de 2008 y el mismo día la endocrina me aseguró que no, que hasta que no me vean en cirugía no entraré en lista de espera, algo que puede pasar en poco tiempo o en un año", lamentó señalando que si no recibe noticias antes, la próxima visita a Málaga no será hasta dentro de medio año ya que la endocrina le dio consulta para septiembre. "No pido que me operen mañana, ni pretendo pasar por delante de nadie en la lista de espera, pero sí un proceso normal, sin procesos repetidos ni contradicciones", reclamó Fernández. Asimismo, incidió en que no le parece "eficiente" que haya tenido que ir hasta Málaga "para unos análisis rutinarios que podría haber hecho aquí y enviar". "No es lógico cruzar España para hacer una analítica y volver", apuntilló molesto. Mané Fernández no tiene quejas sobre los profesionales que le han atendido durante todo el proceso hasta llegar a este momento, pero sí "del complejo protocolo" y "la falta de comunicación" entre Asturias y Málaga y de ambas con él como paciente. Por ello, pide a la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado de Asturias y a sus responsables, especialmente al consejero Ramón Quirós, que le atienda, le explique qué se está haciendo desde Asturias y qué alternativas hay a la derivación ya que "ya hay usuarios de la Unidad del San Agustín que la han rechazado por no estar conformes con el protocolo". "Hemos tratado de pedir cita con el consejero y no sabemos nada de la Consejería", dijo en referencia, no solo a su caso particular, sino también como representante del área Transexual de la asociación Xente Gai Astur (XEGA). Y es que desde XEGA ya se ha solicitado en varias ocasiones que se incluya en la unidad asturiana la intervención quirúrgica de cambio de sexo ya que consideran más eficaz y ágil esa fórmula que la derivación al Hospital Carlos Haya de Málaga. "Solo conseguimos hablar con el Grupo Parlamentario de IU-BA-Verdes, que nos dijeron que intentarían abordar el tema desde su limitada capacidad de movimiento", explicó. Por todo ello, Mané Fernández señaló que espera que "la Consejería se decida pronto a hablar con nosotros y nos explique cuál va a ser el futuro de la unidad asturiana y qué opina del proceso de derivación".