Jueces.- Bravo (CGPJ) confía en la "responsabilidad" de los jueces el 18 y niega que las demandas partan del caso Tirado

MADRID, 10 (EUROPA PRESS) La portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gabriela Bravo, confió hoy en la "alta responsabilidad" de los jueces y magistrados para estar en sus puestos de trabajo el próximo 18 de febrero, día en que estaba convocada la huelga del colectivo, por lo que se mostró convencida de que "no habrá ninguna dejación de sus funciones". De todos modos, Bravo recordó, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, que el órgano de gobierno de los jueces valorará según el "caso concreto" si sanciona a los trabajadores que secunden el paro, y actuará, en todo momento, "conforme a lo que establecen las leyes". Enfatizó que el Consejo acordó ayer por unanimidad que en la argumentación invocada por las asambleas y las dos asociaciones "no es aplicable el ejercicio del derecho de huelga". La portavoz apuntó que las partes todavía pueden recurrir a la vía contencioso-administrativo del Tribunal Supremo, y añadió que, a su entender, las medidas de presión anunciadas "no se justifican" en el momento en que "hay abierto un diálogo y una posición muy comprometida y activa por parte del Consejo en la mejora y modernización" de la Administración de Justicia. "Todos estamos implicados", indicó, para advertir que estas medidas pueden "mermar" y producir "graves perjuicios" a este derecho fundamental."No pueden ser entendidas por los ciudadanos", remachó. "Lo comprensible sería que esperasen a poder ver los resultados de ese cauce de negociación", señaló, para invitar a las asociaciones convocantes de la huelga a que "confíen" en el CGPJ, las comunidades autónomas y en el departamento que dirige Mariano Fernández Bermejo. Según Bravo, el Consejo se ha fijado como "reto como herencia una Justicia ágil, moderna y tecnológicamente avanzada antes de finalizar su mandato, de cinco años". Asimismo, rechazó que las reivindicaciones de los jueces y magistrados arranquen del 'caso Tirado' y consideró que parten de las propias "deficiencias estructurales" de la Administración judicial. En relación con la agenda de señalamientos, opinó que el Ministerio ha pretendido que los secretarios judiciales asuman esta labor para "agilizar y descargar" de carga de trabajo a los miembros de la judicatura. En este punto, destacó la necesidad de coordinar las aplicaciones informáticas de los juzgados y valoró el "sobreesfuerzo" que realizan los magisgtrados al "trabajar más horas de lo que realmente deberían" y verse "afectada", por consiguiente, su vida familiar.