La Junta declara el desamparo provisional del niño de seis años abandonado dos semanas por sus padres

CÓRDOBA, 19 (EUROPA PRESS)

La Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta de Andalucía "va a proceder a declarar el desamparo provisional" del menor de seis años que, tras presuntamente ser abandonado por sus padres durante más de dos semanas en su domicilio de la capital cordobesa, fue rescatado el pasado sábado por la Policía Nacional, tras la denuncia de un vecino.

Según explicó hoy en rueda de prensa la delegada de Igualdad y Bienestar Social de la Junta en Córdoba, Silvia Cañero, el menor ha sido ingresado de forma cautelar por la Administración autonómica en un Centro de Protección de Menores, habiéndose comprobado previamente que estaba "en perfectas condiciones físicas", no presentando ningún signo de malnutrición, ya que durante los días en que estuvo solo fue alimentado por algunos vecinos y el dueño de un bar de la propia calle, Fernando IV, donde está el bloque de viviendas donde vivía el niño con su madre, nacionalidad marroquí, y un hermano mayor, de siete años.

Cañero no quiso concretar si, como han informado los propios vecinos, la madre y su hijo mayor se marcharon a Marruecos, dejando al niño de seis años al cargo de un compatriota al que subarrendó una habitación de su piso y también de los vecinos, pero sí que opinó que "parece claro que había una situación de abandono", ya que, si no fuera así, la Policía Nacional, en este caso la unidad adscrita a la Junta de Andalucía (Policía Autonómica), no se hubiera llevado al niño y lo habría llevado al citado Centro de Protección de Menores, activando la Junta "el protocolo de desamparo".

Así, mientras la Policía investiga el paradero de los padres, debiendo concretarse, en el caso del padre, de nacionalidad española, si, como afirman los vecinos, ya no vivía con su mujer e hijos cuando la madre del menor se marchó "por unos días" a Marruecos y si, además, declinó hacerse cargo de su hijo cuando los vecinos le dijeron que estaba solo.

En este punto, Cañero recordó que "hay mecanismos establecidos para prestar atención puntual a menores" cuando, por ejemplo, sus padres no pueden llevárselos a un viaje ni dejarlos al cargo de otro familiar o adulto responsable, "pero la madre no acudió a la Junta a solicitar este servicio", de modo que ahora, después de pasados tres meses, para la presentación de alegaciones por parte de los padres, la Junta podrá declarar, si es que procede, el "desamparo definitivo del menor".

En ese caso y también desde ahora mismo, "se va a procurar que el niño esté el menor tiempo posible institucionalizado", y será el Equipo de Protección al Menor de la Junta el que "estudiará qué es lo mejor para él", lo que con toda probabilidad puede conllevar "el acogimiento familiar o la aplicación de una medida de preadopción", para que, cuanto antes, el menor se sienta integrado en un núcleo familiar, aunque ahora, con la declaración del desamparo provisional, es la Administración autonómica la que tendrá en exclusiva la tutela del menor.