La madre del niño abandonado durante dos semanas en Córdoba comparece ante la Junta y la Policía

CÓRDOBA, 20 (EUROPA PRESS)

La madre del niño de seis años que fue abandonado durante dos semanas en su domicilio de la capital cordobesa por sus padres biológicos comparece hoy en la Delegación para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, así como en la Policía Nacional.

Fuentes de la Delegación informaron a Europa Press de que se le ha notificado hoy a la madre, de nacionalidad marroquí, el desamparo provisional y a partir de ahora se abre un plazo para que ella alegue "lo que considere oportuno dentro del procedimiento habitual que se sigue en estos casos".

Actualmente, "queda suspendida su patria potestad y la tutela la asume la Junta de Andalucía de manera provisional". El periodo estipulado por la ley son tres meses en los que se "recaban los informes correspondientes, se hace la investigación sobre la situación social del menor y después se determina cuál es la medida más apropiada para ese menor".

En cuanto al otro hijo, de siete años, que tiene esta mujer y que viajó a Marruecos con ella, la Delegación explicó que no se está llevando a cabo ninguna actuación porque en principio "no se han detectado causas que determinen que haya que intervenir".

DELITO DE ABANDONO

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, informó en declaraciones a los periodistas de que la Policía Nacional ha citado a la madre y "en función de la comparecencia que se produzca y del resultado de la investigación policial se determinará si hay o no un posible delito de abandono".

Está previsto que comparezca la madre a lo largo del día de hoy y en función de la misma, se instruirán las diligencias que se crean convenientes", por lo que el subdelegado manifestó que se está haciendo lo oportuno.

Según señala 'Diario Córdoba' en su edición de hoy, el niño, cuando sólo tenía dos años, vivió junto a su hermano con dos familias de acogida, una de Lucena (Córdoba) y otra de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba). Entonces fue una sentencia de 2006 del juzgado número 5 de Córdoba la que terminó dando la razón a la madre biológica y resolvió que la segunda pareja de acogida debía devolver a los dos menores. Aquella sentencia añadía que los niños debían ser entregados "preferentemente" a otra familia de Lucena que los acogió con anterioridad y que debían reiniciarse los contactos de los niños con la madre biológica.

La madre del menor, Latifa, afirmó ayer, según este diario, que no entiende "tanto jaleo" y que después de que le llamara una amiga marroquí que vive en Córdoba para avisarle de "la que se ha montado", se vino rápidamente. Explicó que dejó al niño con David, su ex compañero de piso, y le dijo que vendría en diez ó 12 días, aunque, según comentó, su plan hasta ayer era volver "este jueves o el viernes".

Dijo que tenía problemas técnicos para comunicarse con el móvil, insistió en que habló con David hace cuatro o cinco días y le aseguró que el niño estaba bien. Señaló que el motivo por el que no se llevó el niño a Marruecos con ella es porque "no quería ir", aunque si llega a saber que "se iba a armar este lío", se lo hubiera llevado "a la fuerza".