Uria (CGPJ) confía en que "otros momentos o personas distintas" faciliten el acuerdo sobre la Presidencia del TSJPV

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS) La vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para el País Vasco Margarita Uria confió hoy en que "otros momentos o personas distintas" permitan un acuerdo sobre la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), después de que ayer el pleno del máximo órgano de Gobierno de los jueces acordara la devolución de la terna por la imposibilidad de lograr un consenso. Ninguno de los candidatos --Fernando Ruiz Piñeiro, Jaime Tapia y Victoria Cinto-- obtuvieron los votos suficientes requeridos (13). Finanalmente, el progresista Tapia (JpD) sumó 11 respaldos frente a los 10 del presidente en funciones del TSJPV e integrante de la asociación conservadora, APM, Fernando Ruiz Piñeiro. En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press aseguró que lo ocurrido ayer, "desde hace días lo sabíamos", porque la Presidencia del TSJPV "requiere una mayorías cualificadas". "Hacen falta 13 votos, y de las conversaciones previas nunca se va a una votación de este estilo", afirmó. Según sus palabras, ayer se renovaban "importantísimos puestos" en el Tribunal Supremo y en numeros Tribunales Superiores "sin saber qué iba a pasar". "Alrededor de quienes estaban en la terna no parecía fácil componer esas mayorías y nos pareció a todos que lo mejor era cumplir los trámites reglamentarios, dejar las votaciones que el reglamento exige y volver a convocarla", dijo. ACUERDO La vocal del Consejo deseó que "en momentos distintos o sobre personas distintas" sea "posible llegar al acuerdo que es exigible y deseable, desde el punto de vista de conseguir una normalización de las normalizaciones institucionales entre el Poder Judicial y toda la sociedad y las instituciones vascas". Sobre el "papel" de 'muñidora' del posible acuerdo que el máximo órgano de gobierno de los jueces parece haberle encomendado, aseguró que "tiene bastante que ver" con el hecho de que sea vocal de la circunscripción de Euskadi y que, además, vasca. "La que conoce y ha tenido relación siempre con este mundo soy yo, y se me suele atribuir una facultad para los buenos oficios", explicó. No obstante, recordó que son 21 votos los que se distribuyen entre los integrantes de la terna y a ella le corresponde tan sólo uno, por lo que, aunque pueda "ejercer tareas de intentar tejer consensos", el acuerdo deberá lograrse "entre todos".