El Gobierno de Antigua planea confiscar 100 hectáreas de la compañía Stanford

  • Castries, 26 feb (EFE).- El Gobierno de Antigua planea confiscar más de 100 hectáreas localizadas al noreste de la isla caribeña que son propiedad del grupo financiero Stanford, investigado por un posible fraude, informó hoy una fuente oficial.

El Gobierno de Antigua planea confiscar 100 hectáreas de la compañía Stanford

El Gobierno de Antigua planea confiscar 100 hectáreas de la compañía Stanford

Castries, 26 feb (EFE).- El Gobierno de Antigua planea confiscar más de 100 hectáreas localizadas al noreste de la isla caribeña que son propiedad del grupo financiero Stanford, investigado por un posible fraude, informó hoy una fuente oficial.

El primer ministro de Antigua, Baldwin Spencer, prevé reunirse con el Parlamento con el propósito de que autoricen al Gobierno a confiscar tierras de esta compañía localizadas al noreste de la isla.

Spencer se reúne este jueves con la Cámara Baja y mañana está convocado al Senado para una sesión de emergencia.

"El Gobierno busca la manera de proteger el patrimonio de Antigua y Barbuda", señaló Spencer a los periodistas.

El pasado sábado un grupo de auditores comenzó a investigar las cuentas de tres empresas del multimillonario Robert Allen Stanford en Antigua, para confirmar las sospechas de un entramado de inversión fraudulento de 8.000 millones de dólares.

El Banco de Antigua, parte del entramado Stanford, fue intervenido por el Banco Central del Caribe Oriental después de que la entidad financiera fuera golpeada por la retirada de depósitos por parte de sus clientes.

El mandatario sostuvo que su tarea es demostrar que "ningún grupo" procedente de cualquier lugar "puede venir a Antigua y Barbuda y sacar sus bienes, particularmente los relativos a las tierras".

La confiscación de tierras y valores ayudaría a pagar "la masiva deuda a los proveedores locales y sostener el empleo de cerca de 800 empleados en estos tiempos de crisis financiera global", según la propuesta del Gobierno.

Para la Administración de Spencer, esas medidas servirían para proteger la economía nacional y dar el apoyo y la asistencia necesario al sector de la banca local y su autoridad reguladora, el Banco Central del Caribe Oriental.

La Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés) de EE.UU. acusó el 17 de febrero al multimillonario tejano Robert Allen Stanford de operar un fraudulento entramado de inversión.

La SEC acusa a Stanford de vender títulos a plazo fijo conocidos como certificados de depósito con unas tasas de interés "improbables y no justificadas".

Con esa promesa captó 8.000 millones de dólares a través del Banco Internacional Stanford, con sede en Antigua.

Al financiero Stanford, a quien no se le han presentado de momento cargos criminales, las autoridades estadounidenses le han confiscado su pasaporte y congelado sus cuentas.

Tampoco se han presentado cargos contra ninguno de los directivos del grupo.