FEDETO promoverá entre las empresas de la provincia una "colaboración decidida" en especie o económica con Cáritas

Cáritas asegura que las peticiones de ayuda han crecido un 70%, especialmente en la Sagra, Talavera y el Polígono de Toledo

TOLEDO, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación Empresarial Toledana (FEDETO), Ángel Nicolás García, se comprometió hoy con Cáritas de Toledo a promover entre las empresas de la provincia de todos los sectores una "colaboración decidida", en especie o de caracter económico, para paliar la "enorme desigualdad social" actual, agravada por la crisis económica.

En rueda de prensa, acompañado por el coordinador de Cáritas en la provincia de Toledo, monseñor Gerardo Ortega y la delegada de Cáritas, Marisa Martínez, Nicolás indicó que la federación difundirá este mensaje de ayuda a través de su web e incluso en las diferentes jornadas empresariales que realizan por las localidades de la provincia.

"Esta causa es la causa de todos", manifestó el dirigente empresarial, quien reconoció que entre las personas que conforman el nuevo perfil de los demandantes de ayuda de esta institución religiosa tienen la "sospecha no infundada" de que se encuentran empresarios autónomos de la provincia de Toledo que atraviesan una "situación dramática".

SITUACIÓN DESBORDADA

En este sentido, la delegada de Cáritas reconoció que la "grave crisis" económica ha provocado que cada vez acuda a pedir ayuda a esta institución más gente desempleada, y eso es algo que "solamente con manos --las de los 2.000 voluntarios de la Diócesis-- no solucionamos el problema real", que ha provocado una situación "desbordada".

De ahí la necesidad de emprender acciones como esta en las que se solicita a las empresas que compartan lo que producen "para que la gente tenga para comer" y a los ciudadanos en general que no den "solamente de lo que les sobra", recordando que los donativos recaudados se invierten también en comprar alimentos, de los que ya se reparten hasta 70.000 kilos entre 50 Cáritas Parroquiales.

Martínez, sin embargo, afirmó que esto es "insuficiente" pues las peticiones de ayuda han crecido un 70 por ciento en la provincia de Toledo debido a la situación actual --especialmente en la zona de la Sagra, en Talavera de la Reina y en el barrio de Santa María de Benquerencia de la capital-- e indicó que el perfil de los demandantes suele ser el de matrimonios jóvenes en paro con dos hijos que no pueden pagar la hipoteca.

De otro lado, aplaudió que la sociedad, con independencia de su credo e ideología, "se fía de nosotros" y por eso, a pesar de la crisis, no han descendido las ayudas económicas y exclusivamente ha aumentado la demanda.

CUIDAR LA DIGNIDAD

También animó a todas aquellas personas que sienten vergüenza a la hora de pedir ayuda --los denominados "pobres vergonzantes"-- a ponerse en contacto con Cáritas si lo necesitan, pues en la institución "se cuida mucho la dignidad de la persona" y entienden que "es muy duro".

El coordinador de Cáritas en la provincia, que aclaró que la institución no cuenta a nivel general con personal remunerado y se nutre del trabajo voluntario, aseveró que, aunque es de agradecer, con una sola cantidad de alimentos no se soluciona el problema de la alimentación; mientras que el secretario general de FEDETO, Manuel Madruga, animó a todos a "hoy más que nunca" ayudar "en la medida de nuestras posibilidades".

Cáritas Diocesana cuenta en Toledo capital con un albergue en la calle Aljibes, y con un comedor social en el barrio de Santa María de Benquerencia, donde comen diariamente en torno a unas 20 personas, que en ocasiones pueden llevarse comida a casa para poder cenar.