Mariah Carey quiere la mansión más cara del mundo

LOS ANGELES, 20 (EUROPA PRESS) Puede que por sus planes de aumentar la familia, Mariah Carey ha decidido mudarse de la ruidosa ciudad de Nueva York a la soleada California, donde tienen su residencia habitual los personajes más relevantes de la farándula estadounidense. Un traslado que marcará todo un reto en cuanto a desembolso de dinero, pues Carey ha puesto sus ojos sobre lo que se considera la mansión más cara del mundo. Al parecer, la cantante lleva mucho tiempo planeando esta mudanza, porque, según informaciones de 'Contact Music' recogidas por Europa Press, se ha pasado los últimos tres meses buscando un nuevo hogar en Los Angeles. Allí se mudará con su marido, el actor y cantante Nick Cannon, con el que planea aumentar la familia en cuanto les sea posible. En esa búsqueda, Carey parece no haber reparado en gastos porque se ha fijado nada menos que en lo que está considerada como la mansión más cara del mundo. La propiedad en cuestión, llamada Fleur de Lys está situada en la lujosa ciudad de Beverly Hills, donde tienen su residencia el matrimonio Brad Pitt-Angelina Jolie, Julia Roberts o Tom Cruise, entre muchos otros famosos. La mansión fue construida por el multimillonario tejano David Saperstein y tiene 15 habitaciones, una sala de cine de 50 butacas, 10 habitaciones para el servicio, un garaje con capacidad para nueve coches y su propia pista de jogging. El precio por todos estos lujos es 125 millones de dólares (92,1 millones de euros). Si las informaciones de esta puja por la mansión Fleur de Lys son ciertas, la mudanza de Carey será una de las más caras que se han realizado. Aunque el precio de la mansión ya está estipulado, se desconoce si la cantante ha realizado una contraoferta para rebajarlo o si simplemente se ha conformado con él.