Una indígena guatemalteca es la primera mujer maya que logra que encarcelen a un policía por haberla violado

NEBAJ (GUATEMALA), 10 (Del enviado especial de Europa Press, Francisco Otero)

La indígena guatemalteca Juana Méndez ha sido la primera mujer maya que abre un proceso judicial contra un policial por haberla violado y logra que sea condenado, según contó ella misma en una entrevista con Europa Press.

El gran índice de impunidad en delitos contra las mujeres, según han denunciado reiteradamente asociaciones feministas, se rompe así con este caso. A Méndez "le hicieron daño" y ella "no lo quiso dejarlo así, quiso decir la verdad".

Pese a las amenazas de muerte y a los consejos que personas de su entorno le reiteraban para que retirase del proceso contra el policía, ella decidió seguir adelante. "Qué pienso, que tiene que haber ley; si un hombre me hizo eso, tiene que pagarlo". Juana Méndez dice además que contó con el apoyo total de su esposo, que le dijo que "no tuviese miedo, que no le iba a pegar".

A causa del proceso, sufrió insomnio por miedo y dejó de comer, pero nunca se echó atrás porque, como afirma, "tenía que decirla verdad". "Le dije al juez que el Policía me había violado", al tiempo que algunas de sus amigas le advertían que su marido le iba a pegar. "Me da igual que me pegue mi marido, pero yo voy a decir la verdad", agregó.

El policía condenado cumple ahora 20 años de condena, y ante las preguntas de si teme represalias cuando salga de la cárcel, Méndez apunta que "teme que haga algo, pero que no cree que salga de la cárcel".

Con todo, y al igual que numerosas asociaciones de defensa de indígenas, denunció la situación de impunidad que se vive en el país y, sobre todo, por lo crímenes cometidos durante el conflicto armado que duró 36 años. Lamentó que "víctimas y asesinos viven juntos".