Gisbert no comunicó a Infancia sin Fronteras su detención hasta que fue puesto en libertad bajo fianza de 12.000 euros

El acusado se exculpa de todos los cargos y afirma que "todo es circunstancial"

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de Infancia sin Fronteras, Miguel Ángel Gisbert, imputado al menos por tres delitos de falsificacion documental, estafa y asociación ilícita, no comunicó su detención a la junta directiva de la ONG hasta que fue puesto en libertad bajo fianza de 12.000 euros, según explicó el presidente de la entidad, Luis Lastra.

En concreto, fuentes jurídicas y penitenciarias confirmaron a Europa Press que el imputado ingresó en la prisión de Soto del Real (Madrid) el pasado 1 de mayo por orden del juez instructor de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska. No abandonó la prisión hasta el 4 de mayo, tras abonar una fianza de 12.000 euros.

Según informó el presidente de la entidad, Luis Lastra, en declaraciones a Europa Press, la organización no tuvo constancia de la detención de Gisbert hasta el día siguiente, martes 5 de mayo, pese a que el directivo llevaba "una semana faltando a trabajar".

"Había viajado al Sáhara hacía unos días y pensábamos que no venía por un problema de salud (...) hasta que llamó a la oficina para decir que había estado detenido en la Audiencia Nacional porque le habían acusado de varios delitos. Le dijeron que me llamara, pero hasta hoy, no hemos hablado", explicó Lastra.

La falta de comunicación directa con el presidente y de explicaciones por su parte que aclarasen la situación, motivaron que la asamblea de la organización le destituyera anoche de su cargo como vicepresidente de Infancia sin Fronteras, aunque Lastra insiste en que la decisión se adoptó "respetando siempre su presunción de inocencia".

Gisbert es vicepresidente de la ONG desde su fundación, hace 10 años. "Hemos estado juntos en Afganistán, en Kosovo, en muchos sitios y es en esas circunstancias cuando conoces bien a las personas", declaró Lastra, tras expresar su "sorpresa" por lo ocurrido.

SE EXCULPA DE TODOS LOS CARGOS

Según explicó, mantuvo una conversación telefónica con Gisbert este mediodía en la que el imputado "reiteró su inocencia y se exculpó de todas las acusaciones porque entiende que todo ha sido una mala interpretación" y que "todo es circunstancial".

"Se ha puesto en contacto conmigo y ha reiterado su inocencia. Me ha dicho que todo es mentira, que nunca ha tenido nada que ver, que no ha utilizado el nombre de la ONG para ningún tema personal ni delictivo", señaló Lastra, para incidir en que Infancia sin Fronteras no se ha visto involucrada en absoluto con este caso. "Si hubiera habido algo, la policía o alguien nos hubiera llamado", señaló.

No obstante, dado que se trata de un miembro de la organización, Lastra pedirá personarse en el caso para poder tener acceso al sumario judicial y conocer "exactamente" de qué se le acusa, así como se ofrecerá a declarar si fuera necesario. "Esto es como una película", lamentó.