Ban celebra la adopción del documento final de la Conferencia contra Racismo

  • Naciones Unidas, 21 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró hoy la adopción por consenso del documento final de la Conferencia sobre Racismo del organismo mundial, que se celebra en Ginebra rodeada de polémica por el boicot de algunos países occidentales.

Ban celebra la adopción del documento final de la Conferencia contra Racismo

Ban celebra la adopción del documento final de la Conferencia contra Racismo

Naciones Unidas, 21 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró hoy la adopción por consenso del documento final de la Conferencia sobre Racismo del organismo mundial, que se celebra en Ginebra rodeada de polémica por el boicot de algunos países occidentales.

La portavoz de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Marie Okabe, dijo hoy en una conferencia de prensa que el secretario general de Naciones Unidas se sentía animado por la adopción del documento final por parte de todos los países miembros del organismo, excepto los nueve que rechazaron participar en el encuentro.

Aseguró que esta acción refuerza la implementación del plan de acción diseñado en la primera Conferencia contra el Racismo, celebrada en 2001 en Durban (Sudáfrica), y proporciona "esperanza a millones de víctimas del racismo en todo el mundo, la discriminación racial, la xenofobia y todo tipo de intolerancias".

"La lucha contra el racismo es un proceso continuo y por ello espera que los países que no participaron se reintegren pronto en la lucha de la comunidad internacional contra el azote del racismo y la discriminación racial", destacó.

La Asamblea Plenaria de la Conferencia adoptó hoy oficialmente el documento poco después de que el Comité encargado escuchara a los países participantes y ninguno de ellos hiciera objeciones.

Su rápida aprobación -un día después de que comenzara la Conferencia, que está previsto que concluya el próximo viernes- se atribuye al temor de muchos países de que el enrarecido clima y la politización que reina provoquen nuevas deserciones de países y el consiguiente fracaso del foro.

El documento fue negociado arduamente la semana pasada para llegarse a un texto de compromiso, en el que los países islámicos cedieron en todas sus exigencias ante los occidentales, y la delegación palestina aceptó eliminar un párrafo sobre la reciente ofensiva israelí contra Gaza.

El documento incluye una referencia al Holocausto judío a manos de los nazis y el llamado a que no se olvide.

Nueve países boicotean desde el principio esta Conferencia sobre el Racismo y la Xenofobia, entre ellos Estados Unidos, Israel y cuatro estados de la Unión Europea (Polonia, Alemania, Holanda e Italia), alegando que el encuentro podía convertirse en un foro antisemita.

A ellos se sumó anoche la República Checa, presidente de turno de la Unión Europea (UE), que abandonó la Conferencia en protesta por el discurso que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, pronunció el lunes y en el que calificó a Israel de régimen racista.