El Ayuntamiento aprueba reclamar a la Junta la eliminación de las aulas prefabricadas de los colegios

MÁLAGA, 26 (EUROPA PRESS) El Pleno del Ayuntamiento de Málaga aprobó hoy instar a la Junta de Andalucía a que sustituya el colegio público Camino de San Rafael, ubicado en unas aulas prefabricadas desde hace 30 años, por otras de construcción a partir del próximo curso educativo 2009-2010, y a que, en general, elimine los módulos prefabricados que existen en los centros docentes de la ciudad. Así lo planteó en una moción urgente el equipo de gobierno del PP, con la que se acordó también reclamar a la Consejería de Educación que construya los edificios necesarios para dotar de las infraestructuras que requieran los centros escolares y que contó con el apoyo de IU y los votos en contra del PSOE. Precisamente, la coalición presentó otra iniciativa en el mismo sentido, que fue aprobada por unanimidad. Izquierda Unida incidía en adecuar las actuales instalaciones del colegio, con el objeto de permitir las actividades docentes en condiciones dignas y con seguridad, sin perjuicio de la aprobación y ejecución del proyecto de nuevo edificio para el centro, y a que el Ayuntamiento ejerza sus competencias de mantenimiento y conservación. El colegio público Camino de San Rafael lleva 30 años en una instalación provisional, ya que se montó en una vieja nave industrial para cinco años. Presenta techos de uralita con amianto, ventanas y persianas que no funcionan, instalaciones eléctricas muy deficientes, paredes hechas de cartón recubiertas con yeso y sin aislante y patio de juego con irregularidades que forman charcos de agua. Además, tuvo que cerrar durante una semana una de sus aulas de Infantil por la aparición de ratas. Asimismo, el colegio resultó muy afectado por el tornado del pasado 1 de febrero, llevándose la cubierta del pabellón Infantil, además de dejar múltiples desperfectos. Según el portavoz de IU, Pedro Moreno Brenes, "no se puede educar a niños con ratas, techos de uralita y patios donde es más fácil practicar natación". El delegado municipal de Educación, Miguel Briones, hizo hincapié en que hay numerosos ejemplos de centros con módulos prefabricados en la ciudad, que llegan a superar los 20 años de antigüedad, acercándose tres de ellos a los 30 años, y mencionó, además del colegio San Rafael, el CEIP Blas Infantil, el Salvador Rueda, el Cerro Coronado, Los Ángeles, Paulo Freire, Los Guindos y María de la O. "Estas edificaciones nacieron con una vocación de provisionalidad y no reúnen los requisitos mínimos exigidos para inmuebles de esta naturaleza. Los problemas derivados de salubridad, higiene y seguridad en estas instalaciones no son aceptables para la prestación de un servicio público en una sociedad del siglo XXI", advirtió. Por su parte, la viceportavoz del PSOE, Mariluz Reguero, señaló que "la Junta está haciendo un gran esfuerzo" en esta materia y aseguró que "el problema es la falta de mantenimiento que se da desde el Ayuntamiento, lo que hace que estas instalaciones se deterioren con mayor facilidad". En cuanto al CEIP Camino de San Rafael, comentó que ya estaba previsto un proyecto de mejora, que, aparte del cambio de la cubierta afectada por el tornado, contemplará para el nuevo curso retirar toda la tabiquería y una nueva ubicación para el comedor, ya que, según los técnicos, "la estructura tiene fortaleza", afirmó Reguero. Asimismo, la concejala socialista informó de que, próximamente, habrá una reunión ente los padres de los alumnos de este centro y el delegado provincial de Educación de la Junta de Andalucía, Antonio Escámez. PACTO POR EL EMPLEO Por otra parte, la mayoría absoluta del PP rechazó una moción del PSOE, que contó con el apoyo de IU, para impulsar un pacto por el empleo contra la crisis, a través de un acuerdo ente los agentes sociales, económicos y políticos más representativos de la ciudad. El objetivo era que los remanentes de 2008 se dedicaran en su integridad o en su mayor parte a las políticas de fomento del empleo, algo que, según la portavoz del PP y concejala de Economía y Hacienda, Carolina España, ya está previsto. El PSOE demandaba, igualmente, que las políticas y actuaciones de las áreas, organismos y empresas tuvieran como propósito la generación de trabajo y que el Ayuntamiento se adhiriera al Acuerdo de Responsabilidad Social por la Economía, la Innovación y el Empleo 2009-2011, impulsado por la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), la Diputación Provincial y los sindicatos CCOO y UGT. El portavoz del PSOE, Rafael Fuentes, argumentó que el Ayuntamiento de Málaga, con el resto de agentes económicos, debe liderar la promoción de la mejora de los marcos económicos y territoriales, potenciando los instrumentos de acceso al mercado laboral y de inserción social de los que sufren las consecuencias de la crisis. En su opinión, el Consistorio, "como administración más cercana a los malagueños, tiene una gran responsabilidad ante la situación de crisis" y criticó que, pese a ello, el equipo de gobierno del PP "no haya adoptado aún ningún plan específico para paliar los graves efectos que la crisis económica está produciendo en las familias". Frente a esto, España destacó algunas de las medidas puestas en marcha por el equipo de gobierno para hacer frente a la crisis, tales como el aplazamiento de la revisión catastral, el aumento de las ayudas al IBI, la ampliación del calendario fiscal, la mejora del plazo de pago a proveedores, el ahorro energético, la puesta en marcha guarderías y de incubadoras de empresas, el impulso de Viviendas de Protección Oficial (VPO), la ubicación de orientadores laborales en todos los distritos, etcétera. De todos modos, dejó claro que "las competencias en materia de empleo son del Gobierno y de las comunidades, por lo que no pretenderá que los problemas de paro los solucionemos desde los ayuntamientos". "La crisis financiera sí es internacional, pero la del paro es de España, por lo que habría que estar tomando medidas serias como reformas estructurales en la educación, en el mercado laboral, etcétera", subrayó. A juicio de la edil del PP, este pacto propuesto por el PSOE y el de la Diputación son "absurdos" porque "lo que se necesita son medidas concretas". No obstante, planteó apoyar esta moción si se condicionaba la creación del pacto por el empleo en Málaga a la firma primero de uno de carácter nacional entre patronal, sindicatos y Gobierno, aspecto que fue rechazado por los socialistas.