El ayuntamiento de Poio (Pontevedra) recurrirá la resolución que anula el realojo de dos familias gitanas en Ponte Caldelas

PONTEVEDRA 23, (EUROPA PRESS)

El ayuntamiento de Poio (Pontevedra) recurrirá la resolución del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número dos de Pontevedra que anula el realojo de dos familias gitanas en la parroquia de Caritel, en Ponte Caldelas. El alcalde de Poio, Luciano Sobral, aspira a "seguir trabajando" con el nuevo Gobierno de la Xunta "para erradicar el chabolismo" en O Vao.

Así se lo transmitió a su homólogo de Ponte Caldelas, Perfecto Rodríguez, en una conversación telefónica, previa al encuentro que ambos regidores locales mantendrán la próxima semana. Por su parte, Rodríguez se comprometió a mediar con los nuevos responsables autonómicos en la solución del conflicto.

Fue una conversación en la que hubo "cierta cordialidad", según Luciano Sobral, y en la que el alcalde de Poio le solicitó a Perfecto Rodríguez que le concertase una entrevista con los vecinos de Caritel.

Sobral también se reunirá la próxima semana con las familias afectadas "para transmitirles tranquilidad", argumentando que "en cuanto la sentencia no es firme, en el año o más que dure la tramitación del recurso, tienen sus viviendas".