El boicot amenaza a la conferencia de la ONU sobre racismo

El boicot amenaza a la conferencia de la ONU sobre racismo

El boicot amenaza a la conferencia de la ONU sobre racismo

GINEBRA (Reuters) - Un creciente boicot de países occidentales amenaza con afectar a una conferencia de Naciones Unidas sobre el racismo, por temores a que la reunión se use como plataforma para lanzar críticas contra Israel.

Estados Unidos anunció el sábado que se mantendrá al margen, argumentando que el texto preparado para la cumbre en Ginebra tiene una retórica "objetable". A la inauguración de la reunión el lunes asistirá el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

Australia y Holanda se unieron al boicot el domingo y se espera que Italia y Alemania también se excluyan de la conferencia.

Canadá e Israel también confirmaron que no asistirán a la reunión, que la ONU organizó para ayudar a sanar las heridas de su última cumbre sobre racismo en Sudáfrica en 2001.

Estados Unidos e Israel se retiraron de la reunión en Sudáfrica, después de que estados árabes intentaron definir el sionismo como racista.

Australia dijo que compartía las preocupaciones de Estados Unidos sobre la declaración de la conferencia, que omite referencias explícitas a Israel y a Oriente Próximo, pero reafirma el texto adoptado en la cumbre de Durban en 2001 que destaca claramente al estado judío.

"Es lamentable, no podemos confiar que la Conferencia de Revisión no sea otra vez usada como una plataforma para difundir opiniones ofensivas, incluyendo visiones antisemitas," dijo en una declaración el ministro de Asuntos Exteriores australiano, Stephen Smith.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores italiano señaló que no enviaría una delegación a menos que hubiera un cambio radical de último minuto en el borrador de la declaración, lo que dijo que es "muy poco probable."

El ministro de Asuntos Exteriores holandés, Maxime Verhagen, manifestó el domingo que no asistirá, y describió el documento de la conferencia como "inaceptable". Fuentes de la Unión Europea dijeron que Alemania también planeaba no asistir.

El borrador fue negociado por diplomáticos, incluyendo embajadores, en Ginebra.

Reino Unido y la República Checa, que actualmente posee la presidencia rotatoria de la UE, están planeando enviar delegaciones de bajo nivel a la reunión.

"Es improbable que haya una posición común de la Unión Europea," dijo Zuzana Opletalova, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de la república Checa, durante una reunión convocada en Bruselas para evaluar una posible postura conjunta.

GOLPE A NACIONES UNIDAS

Grupos de activistas, incluidas la Federación Internacional de Derechos Humanos y Human Rights Watch pidieron a líderes europeos que no sigan la postura estadounidense, sino que presten voz a la conferencia en asuntos como la prevención de los ataques xenofóbicos.

El boicot occidental representa un golpe para las Naciones Unidas y podría socavar futuros esfuerzos diplomáticos para enfrentarse a asuntos sensibles sobre racismo y religión.

Los judíos y grupos israelíes festejaban las ausencias planeadas como una forma de evitar una repetición de la cumbre de 2001 y para recortar el tamaño de la audiencia del presidente de Irán, quien ha dicho que Israel debería ser "borrado del mapa" y quien puso en duda el Holocausto.