ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Fernando Rey subraya la necesidad de "continuar trabajando" por el acercamiento entre las minorías y la sociedad

LOGROÑO, 28 (EUROPA PRESS) El presidente de la Plataforma por la Convivencia y la Diversidad Cultural, Fernando Rey, subrayó hoy la necesidad de "continuar trabajando" por el acercamiento entre las minorías y la sociedad, en declaraciones recogidas por Europa Press. Pese a que la climatología no ha sido la más adecuada durante la jornada de hoy, Rey se manifestó "estar muy contento" con la participación del público en los actos organizados en El Espolón con motivo de la celebración del Día Internacional contra el Racismo, que se conmemoró el pasado 21 de marzo. El paseo logroñés ha organizado por la mañana talleres y actividades infantiles para los más pequeños. La tarde ha sido el momento escogido para organizar un recorrido en bicicletas, mientras que, a partir de las 18.00 horas, han comenzado las degustaciones y las actuaciones populares. Actos como los señalados anteriormente contribuyen a la "integración", precisó el presidente de esta plataforma, que agrupa a más de una veintena de asociaciones y cerca de 35.000 personas procedentes de Colombia, Ecuador, Bolivia, Guinea Conakry, Senegal, Congo, Pakistán o Rumanía, además de España. No obstante, es "importante no cejar en el empeño" de continuar con la labor emprendida hace ya unos años. Es por ello que la Plataforma por la Convivencia y la Diversidad Cultural está abierta a la participación de cualquier asociación o persona. Rey agradeció el apoyo mostrado por el Ayuntamiento de Logroño, el Gobierno de La Rioja, los sindicatos UGT y USO, además de numerosas organizaciones no gubernamentales. La plataforma busca un enriquecimiento de culturas y, para ello, ha elegido el lema 'Sumamos' para un día en el que quieren transmitir también como mensaje que 'La riqueza cultural no está en crisis'. El Día Internacional contra el Racismo se celebra, cada 21 de marzo, después de que en 1960 la policía abriera fuego y matara a 69 personas en una manifestación contra las leyes de pases en Sudáfrica.