Francia asiste a la conferencia sobre racismo pero dice que se retirará en caso de "provocación"

  • París, 20 abr (EFE).- El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, anunció que su país participará en la Conferencia Mundial sobre el Racismo que se inicia hoy en Ginebra, pero advirtió de que se retirará en caso del mínimo "derrape" o "provocación", en particular del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

Francia asiste a la conferencia sobre racismo pero dice que se retirará en caso de "provocación"

Francia asiste a la conferencia sobre racismo pero dice que se retirará en caso de "provocación"

París, 20 abr (EFE).- El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, anunció que su país participará en la Conferencia Mundial sobre el Racismo que se inicia hoy en Ginebra, pero advirtió de que se retirará en caso del mínimo "derrape" o "provocación", en particular del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

"No toleraremos ningún derrape (verbal), ninguna provocación", advirtió en una entrevista a la emisora de radio "France Info" Kouchner, al ser preguntado por la posibilidad de que Ahmadineyad reitere sus declaraciones sobre Israel, en las que señaló que "la ideología y el régimen sionista son los estandartes del racismo".

"Si fuera inteligente, no repetiría eso en la sala. Si lo repite, en la sala, todos los embajadores europeos presentes se levantarán y saldrán", afirmó el ministro francés.

Kouchner justificó la representación de su país, a través del embajador Jean-François Mattéi, porque el texto de la conferencia "es aceptable", ya que aunque "no va suficientemente lejos" en algunas cuestiones como la lucha contra la discriminación de los homosexuales, supone un avance en otros, y como una mención al Holocausto.

Precisó que en ese texto se ha conseguido que no se traspasen las "líneas rojas" que habían establecido los europeos, y consideró "una gran victoria" que Alemania esté presente, aunque sea como observador.

Kouchner quitó importancia al hecho de que los países de la Unión Europea no hubieran llegado a una posición común sobre su presencia o no en la conferencia de Ginebra, y puso el acento en que están "muy unidos en la necesaria lucha contra el racismo".

Israel, así como Estados Unidos y otros países occidentales, no participan en la reunión de Ginebra por considerar que en lugar de luchar contra el racismo lo que hace la también llamada "Conferencia de Durban 2" es alentar el antisemitismo y el odio al Estado judío.