Indígenas amazónicos rectifican su llamado de insurgencia y mantendrán la legalidad

  • Lima, 16 may (EFE).- La mayor asociación indígena amazónica de Perú se comprometió hoy a desarrollar su protesta, que inició el 9 de abril, dentro del marco del Estado de Derecho y rectificó el llamado a la "insurgencia" realizado este viernes.

Lima, 16 may (EFE).- La mayor asociación indígena amazónica de Perú se comprometió hoy a desarrollar su protesta, que inició el 9 de abril, dentro del marco del Estado de Derecho y rectificó el llamado a la "insurgencia" realizado este viernes.

Los líderes de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) aseguraron que persisten en su predisposición al diálogo con el Gobierno y el Congreso peruanos y solicitaron que se deje sin efecto el Estado de Emergencia declarado el pasado 9 de mayo en algunas regiones de la Amazonía.

Estos puntos están consignados en un acta, a la que Efe tuvo acceso, que fue firmada por los líderes indígenas luego de una reunión con miembros de la Defensoría del Pueblo peruana.

Aidesep y otras organizaciones han protagonizado en las últimas semanas diversas acciones de bloqueo de carreteras, ríos y hasta de aeropuertos provinciales, así como de operaciones de petroleras y gasísticas, que han requerido la intervención de la policía o de la Marina de Guerra.

El Gobierno se niega a dar a los indígenas poder de decisión en la concesión de licencias para explorar y explotar petróleo y gas, con el argumento de que el subsuelo es propiedad del Estado y de todos los peruanos, y no de las comunidades que allí viven.

El presidente de Aidesep, Alberto Pizango, anunció ayer que rompía el diálogo con el Gobierno y realizó un llamado a la "insurgencia" de los indígenas amazónicos, posición que fue duramente criticada por políticos y otras organizaciones nativas.

El próximo lunes, los representantes de los indígenas volverán a reunirse con la Defensoría del Pueblo, organismo que anunció su intención de estudiar la constitucionalidad de los decretos legislativos contra los que luchan los nativos.