La discriminación de los musulmanes en España es superior en diez puntos a la media europea

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Uno de cada tres musulmanes ha sido objeto de discriminación en la Unión Europea durante los últimos doce meses y el once por ciento ha sufrido un delito racista, según los datos de la encuesta de la UE sobre las minorías y la discriminación presentada hoy en Madrid. El estudio revela que un 40 por ciento de los musulmanes de España ha sufrido discriminación, un porcentaje mayor que la media europea, que se sitúa en un 30 por ciento; sin embargo, el 79 por ciento de las víctimas no denuncia.

La encuesta, realizada por la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE (FRA), también destaca que este hecho hace que miles de casos de discriminación y delitos racistas permanecen ocultos y que, por tanto, no quede constancia de los mismos en denuncias oficiales ni en los mecanismos de recogida de información.

"Los musulmanes no consideran la religión ni el vestir ropas religiosas, como el velo, como el motivo de la discriminación", aseguró el jefe del departamento de Igualdad y Derechos de los Ciudadanos de la FRA, Ioannis Dimitrakopoulos, quien señaló que los datos no reflejan percepciones sino hechos concretos de discriminación.

"Un once por ciento puede parecer un porcentaje bajo, pero esta cifra, traducida en número, refleja un nivel elevado y preocupante, especialmente en el sector empleo, ya que puede dañar gravemente el proceso de integración", añadió.

Un 63 por ciento de todos los inmigrantes y grupos minoritarios étnicos encuestados afirmó que aunque denunciara nada cambiaría y un 40 por ciento admitió que el hecho es normal y sucede todo el tiempo. Estos son algunos de los motivos por los que las minorías no denuncian las agresiones ni los hechos discriminatorios.

"Hay una resignación respecto a la discriminación como si formara parte de la vida", aseguró Dimitrakopoulos. "Las autoridades de cada país están obligadas a fomentar estos procesos" de denuncia, añadió.

El sondeo, con una muestra de 23.500 encuestados cara a cara cuya selección ha sido aleatoria y en 14 estados miembro, también refleja en líneas generales que a los musulmanes se les trata de forma diferente dependiendo de su origen étnico y su procedencia y que "hacen falta mecanismos verdaderamente accesibles a través de los cuales puedan denunciarse estos casos en confianza", anotó el representante de la FRA.

El documento también pone de manifiesto que las víctimas del racismo en la UE carecen de información sobre sus derechos. El 80 por ciento de los musulmanes encuestados no tenía conocimiento de la existencia de organizaciones dispuestas a ofrecer apoyo o asesoramiento en los casos de discriminación. En cuanto a grupos minoritarios, los ex yugoslavos, con un 89 por ciento, suponen el grupo minoritario que menos denuncia con respecto a los demás grupos.

DISCRIMINACIÓN EN ESPAÑA

Respecto a España, el estudio muestra que un 40 por ciento de los musulmanes encuestados ha sufrido discriminación, un porcentaje mayor que la media europea, que se sitúa en un 30 por ciento. Nuestro país también lidera la falta de conciencia de legislación contra la discriminación, hasta un 65 por ciento de los encuestados respecto al 37 por ciento de la media europea.

También en España, donde se han realizado encuestas en Madrid y Barcelona, es mayor el desconocimiento de organizaciones que pudieran prestarles apoyo, hasta un 84 por ciento, una cifra también mayor con respecto a Europa, un 80 por ciento. Respecto a las relaciones con las fuerzas del orden, un 43 por ciento ha sido parado por la Policía en este intervalo de tiempo en lo que la organización denomina "perfilado étnico" (un 40 por ciento de media europea) y, de estos, el 72 por ciento cree que se debe a su origen étnico.

Aún así, Dimitrakopoulos señaló que la encuesta "es una fotografía de los resultados, es una panorámica general para alertar a quien toma decisiones políticas" y que "dejan que cada país saque sus propias conclusiones", puesto que la tarea del organismo al que pertenece es informar a nivel de la UE.

ACCESO A LOS DERECHOS HUMANOS

De los países en los que se produce menos discriminación, se encuentran Bulgaria y Austria, y entre los que más, Malta e Italia, aunque Dimitrakopoulos quiso subrayar que en Malta se produce un matiz que es el elevado número de inmigrantes que buscan asilo, una situación por la que esta nación debería ser apoyada de forma definida por parte de la UE para estos grupos específicos.

También indicó que las áreas en las que los musulmanes sufren mayor discriminación son los servicios privados como las tiendas, discotecas, bares y restaurantes o bancos, áreas en las que "es fundamental que la gente se sienta integrada para sentir que forman parte de la sociedad".

Por último, concluyó aseverando que "es responsabilidad de los estados miembros y sus organismos que den a conocer lo que pueden ofrecer, ya que los Derechos Humanos existen, pero la gente debe tener acceso a ellos para poder ejercerlos".