La ocupación de un edificio público en Sao Paulo por indígenas supera las 35 horas

  • Sao Paulo, 6 may (EFE).- Un grupo de indios brasileños superó hoy las 35 horas de ocupación de la sede de la Fundación Nacional de Salud (Funasa) en la ciudad de Sao Paulo, en protesta por las deficiencias de atención sanitaria y por reivindicaciones económicas.

La ocupación de un edificio público en Sao Paulo por indígenas supera las 35 horas

La ocupación de un edificio público en Sao Paulo por indígenas supera las 35 horas

Sao Paulo, 6 may (EFE).- Un grupo de indios brasileños superó hoy las 35 horas de ocupación de la sede de la Fundación Nacional de Salud (Funasa) en la ciudad de Sao Paulo, en protesta por las deficiencias de atención sanitaria y por reivindicaciones económicas.

Los indios, que representan a 36 aldeas aborígenes de la región de Sao Paulo, se atrincheraron en el edificio la mañana del martes, donde tomaron como rehenes a 37 empleados y exigieron la dimisión del coordinador regional de la Funasa, Raze Rezek.

A última hora del martes, Rezek accedió a presentar su renuncia, pero los indios permanecieron en el edificio hasta que esta fuese efectiva, aunque ya habían liberado a los rehenes.

Los manifestantes ocuparon hoy varias salas del edificio, pero permitieron trabajar con normalidad a los funcionarios, a los que no les bloquearon las entradas o las salidas.

Desde Brasilia, el director de la Funasa, Danilo Forte, rechazó hoy analizar la petición de dimisión "bajo presión", que consideró de tintes "políticos", y dijo que sólo la estudiaría después de que los manifestantes desocupen las instalaciones.

Ante la falta de acuerdo, en torno a las 18.00 hora local (21.00 GMT), la Funasa denunció la ocupación a la Policía para que proceda al desalojo del edificio, ubicado en el centro de esta ciudad, la mayor de Suramérica.

En una nota oficial, el organismo rechazó toda "coacción" que utilice métodos "violentos" y señaló que están siendo ejecutados "todos los proyectos" que habían reclamado los indígenas en una reunión mantenida el año pasado.

La Funasa argumentó que las comunidades indígenas de Sao Paulo son las que tienen una "mejor cobertura sanitaria" de todo el país, puesto que el abastecimiento de agua potable alcanza al 95% de la población y se entregan medicamentos periódicamente.

Los indios, además de pedir la dimisión de Rezek por no dar atención a las aldeas en los últimos años, solicitan mejorías en la atención médica y que se les destine más presupuesto.

La Funasa es el organismo encargado de la atención médica a las poblaciones indígenas desde 1999, aunque va a ser sustituido por otra entidad dependiente del Ministerio de la Salud en el segundo semestre de este año.