Obispos de la Amazonia respaldan los reclamos de indígenas que protestan en Perú

  • Lima, 8 may (EFE).- Un grupo de obispos de la Amazonia peruana expresaron su respaldo a los reclamos de los indígenas de la selva peruana, quienes protestan desde el 9 de abril pasado por una serie de decretos que consideran lesivos a sus derechos sobre la tierra.

Obispos de la Amazonia respaldan los reclamos de indígenas que protestan en Perú

Obispos de la Amazonia respaldan los reclamos de indígenas que protestan en Perú

Lima, 8 may (EFE).- Un grupo de obispos de la Amazonia peruana expresaron su respaldo a los reclamos de los indígenas de la selva peruana, quienes protestan desde el 9 de abril pasado por una serie de decretos que consideran lesivos a sus derechos sobre la tierra.

En un comunicado publicado hoy en el diario La República nueve obispos señalaron que las polémicas normas que han motivado el levantamiento de los indígenas peruanos "no aportan al desarrollo integran de la población amazónica".

"Por el contrario surgen serias amenazas de mayor pobreza en la región", recalcaron los obispos de las ciudades de San José de Amazonas, Yurimaguas, Jaén, Puerto Maldonado, Moyobamba, Iquitos, San Ramón, Requena y Pucallpa.

Los religiosos pidieron al Gobierno y al Congreso peruano que dialoguen y busquen soluciones justas y pacíficas en favor de un desarrollo integral de la región, así como "la derogatoria de dichos dispositivos legales y contribuyan a la formulación de nuevas normas con la participación de las poblaciones amazónicas".

Además, los obispos recordaron el valor de la Amazonia por su biodiversidad y criticaron al Estado por permitir la deforestación de grandes extensiones de bosques primarios en favor de empresas nacionales y trasnacionales, y de la contaminación de ríos por la actividad minera y extracción de petróleo "de manera irresponsable".

Más de medio centenar de etnias amazónicas protestan contra varios decretos, entre ellos, la nueva Ley Forestal y de Fauna Silvestre y la Ley de Recursos Hídricos porque consideran que vulnera sus derechos a la propiedad y el control sobre sus propios recursos naturales.

Asimismo exigen que se les consulte sobre asuntos relativos a sus territorios, así como una reforma constitucional para restablecer el carácter inalienable, inembargable e imprescriptible de los territorios indígenas.

Como parte de estas protestas, los indígenas cerraron tres estaciones de bombeo de la empresa estatal Petroperú y además se tomaron un aeródromo, bloquearon varios ríos por donde se desplazan embarcaciones de petroleras, así como una carretera.

Los nativos dieron ayer un plazo de 48 horas al Gobierno para que dialogue y al Congreso para que derogue las cuestionadas leyes.

En respuesta, el primer ministro, Yehude Simon, pidió a los indígenas amazónicos retomar el diálogo y no radicalizar sus protestas y advirtió que la Amazonía podría ser declarada en estado de emergencia.

Contrario a lo esperado por los indígenas amazónicos; el pleno del Congreso aprobó ayer un informe final de la comisión multipartidaria en el que solo se recomienda la evaluación de los decretos cuestionados por los nativos.

La decisión fue criticada por el presidente de la Comisión de Pueblos Indígenas del legislativo peruano, Róger Nájar, como una forma de dilatar la solución al problema, publicó hoy La República.