Perú es el país más heterogéneo de América con 1.786 comunidades indígenas

  • Lima, 17 feb (EFE).- Perú es el país más heterogéneo de América porque cuenta con 1.786 comunidades indígenas distintas, la mayoría asentadas en la selva amazónica, donde se agrupan en 13 familias lingüísticas, según un censo nacional conocido hoy.

Perú es el país más heterogéneo de América con 1.786 comunidades indígenas

Perú es el país más heterogéneo de América con 1.786 comunidades indígenas

Lima, 17 feb (EFE).- Perú es el país más heterogéneo de América porque cuenta con 1.786 comunidades indígenas distintas, la mayoría asentadas en la selva amazónica, donde se agrupan en 13 familias lingüísticas, según un censo nacional conocido hoy.

Los datos finales del censo, realizado en 2007 por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), identificaron geográfica y cartográficamente a las comunidades indígenas que desde épocas ancestrales viven en suelo peruano.

La información, ofrecida hoy, divide a las comunidades indígenas en 60 etnias, de las se empadronó a 51, ya que algunas han sido absorbidas y otras viven en tal situación de aislamiento que es extremadamente difícil llegar a ellas, precisó el reporte publicado por la agencia oficial Andina.

Un ejemplo de estos casos son las comunidades omagua y muniches, puesto que se encontró a personas mayores de 50 años que aseguraron ser originarias de ellas, pero ya no hablaban su lengua natal debido a la convivencia con grupos mestizos o no indígenas.

El informe también señala que, aunque la etnolingüística sí resultó precisa, el censo de comunidades indígenas mostró que existían, en algunos casos, asentamientos con miembros de distintas etnias.

Precisamente, la ONG Survival Perú llamó hoy la atención sobre el peligro que la expansión agrícola y la explotación de hidrocarburos tiene sobre algunas poblaciones indígenas, en especial las no contactadas.

Survival señaló, en un comunicado, el caso de la explotación del Lote 67, ubicado en la región selvática de Loreto, en donde trabaja la empresa francesa Perenco.

Según la ONG, dicho lote forma parte de las tierras ancestrales de al menos dos pueblos indígenas no contactados que podrían desaparecer al entrar en contacto con los trabajadores de la explotación petrolera, ya que carecen de inmunidad contra enfermedades externas a su hábitat natural.

Perú es escenario constante de conflictos por la tierra entre comunidades indígenas, las empresas y el Gobierno, debido a que muchas veces las etnias ven su hábitat amenazado y el Estado necesita recursos energéticos que abundan en la zona.