Unas 60 mujeres se forman en las Escuelas del Gobierno de Empoderamiento para Inmigrantes y Gitanas

SANTANDER, 29 (EUROPA PRESS)

Sesenta alumnas más se forman en las Escuelas de Empoderamiento para Mujeres Inmigrantes y Gitanas puestas en marcha por la Dirección General de la Mujer del Gobierno de Cantabria. Desde el año 2006 ya han pasado por estas iniciativas más de 160 mujeres.

Ambas escuelas pretenden mejorar las competencias sociales, profesionales y personarles de estos grupos, y fomentar su fortalecimiento y liderazgo, con el objetivo de facilitar el pleno intercambio y la interculturalidad en una sociedad que las enfrenta a una triple discriminación: por el hecho de ser mujeres, por ser en un caso gitanas y en otro inmigrantes, y, en ocasiones, por carecer de los recursos adecuados para su subsistencia.

En la 'Escuela de Empoderamiento para Mujeres Gitanas', que celebra su cuarta edición, se aborda un proceso de reflexión y fortalecimiento personal orientado a enriquecer el rol de las mujeres gitanas en ámbitos distintos a los que la tradición les impone, posibilitando el ejercicio de su derecho de desarrollo personal y profesional, siempre desde la comprensión y respeto a su cultura.

Para lograrlo, el programa establecido cuenta con seis áreas temáticas: estrategia de desarrollo personal o coaching; prevención, detección y actuación ante la violencia de género; las mujeres gitanas ante el reto de la igualdad, promoción de la salud sexual y reproductiva; empleo de las mujeres gitanas, y responsabilidad medioambiental.

El ciclo formativo consta de 20 sesiones de dos horas de duración cada una, que se extenderán a lo largo de seis meses. Todas las actividades se desarrollarán en la Residencia Cantabria y están orientadas a mujeres de edades comprendidas entre los 18 y los 45 años.

MUJERES INMIGRANTES

Por su parte, la segunda edición de la 'Escuela de Empoderamiento para Mujeres Inmigrantes' tiene como objetivo prevenir situaciones de aislamiento social, ayudando a las mujeres en su dura tarea de integrarse en un país nuevo.

Emigrar supone alejarse de vínculos afectivos y costumbres, y perder muchos de los apoyos y asistencia ante dificultades emocionales y materiales.

Por este motivo, la Dirección General de la Mujer promueve la organización de espacios de encuentros en los que se intercambien estrategias, experiencias y herramientas para la educación de hijos e hijas desde la igualdad, y en los que se facilite una relación en la reagrupación respetuosa e igualitaria, generando relaciones afectivas, familiares y sociales adecuadas.

Estos objetivos se trabajarán, como en el caso de las mujeres gitanas, a través de cuatro áreas temáticas: educación afectivo-sexual y cuidados ginecológicos; prevención de la violencia de género; desarrollo social, personal o coaching, y convivencia, corresponsabilidad y relaciones.

Dentro de esta línea de trabajo se han previsto también encuentros entre las mujeres inmigrantes y gitanas, y las alumnas de la 'Escuela de Políticas y Nuevos Liderazgos', como medio para facilitar la comprensión y comunicación entre mujeres de diversas culturas. Habrá igualmente una acción formativa conjunta con las parejas de las alumnas inmigrantes, prevista con el objetivo de facilitar la adaptación familiar en los procesos de reagrupación.

Estas dinámicas se organizarán en once sesiones de dos horas de duración, que se desarrollarán en tres meses. Todas las sesiones serán impartidas en el centro de la Dirección General de la Mujer 'Espacio Mujeres Santander' y están dirigidas a inmigrantes mayores de 18 años.