guardería "para apoyar a las madres sin recursos"

La entidad quiere reducir la tasa actual de abortos, atendiendo a las mujeres que son abandonadas por sus parejas o sus familias

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La Fundación Madrina, dedicada a la asistencia de mujeres y adolescentes con dificultades psicosociales, ha proyectado la creación de una red estatal de hogares-guardería, de carácter gratuito, donde se acoja a madres y bebés en riesgo de exclusión y se permita que las jóvenes concilien el trabajo con el cuidado de sus hijos, "para lograr una reducción en la tasa actual de abortos".

"Cada vez son más las mujeres que no pueden acceder al mercado laboral porque no tienen dónde ni con quién dejar a sus hijos", explicó a Europa Press el presidente de la fundación, Conrado Giménez. En este sentido, apuntó que la creación de hogares-guardería forma parte de un "proyecto pionero" en España, que persigue atender los casos "más urgentes" relacionados con la maternidad.

Asimismo, Giménez anunció que el primer hogar de estas características se inaugurará dentro de dos meses en Las Rozas (Madrid). "Se trata de una casa particular, donde vive una familia con sus dos hijos adoptados, pero la han habilitado para albergar hasta 24 bebés, de cero a tres años", indicó. "Con este sistema, las madres podrán trabajar de 9.00 a 18.00 horas, con la tranquilidad de que sus niños están atendidos", añadió.

"No se trata sólo de recoger a los niños, sino que colaboraremos con las instituciones sociales para buscarles una guardería y asegurarnos de que, en el futuro, les facilitarán nuevos recursos", señaló el presidente de la fundación. Por este motivo, exigió la puesta en marcha de proyectos de este tipo, "para hacer frente a la escasa contribución de la Administración y de la iniciativa privada".

Para Giménez, "en España no hay niños en la calle, pero sí madres gestantes". Así, explicó que cada vez más adolescentes huyen o las echan de sus casas, cuando admiten haberse quedado embarazadas. "En una situación así, no se ven capaces de llevarlo a término, porque están solas, abandonadas por sus parejas o, simplemente, porque no tienen recursos para mantenerse", se lamentó.

"Además, muchas de las mujeres que dan a luz, son separadas de sus hijos por la propia Administración, si no pueden hacerse cargo de él", criticó el iniciador del proyecto 'Red Madre'. En esta misma línea, denunció que, con esta actuación, "el Estado no contribuye a reforzar el vínculo madre-hijo, sino que acaban destrozando familias".

DUPLICAR EL NÚMERO DE VOLUNTARIOS "Por todo ello, se hace necesario que, desde la sociedad civil, actuemos para solucionar este problema", aseguró Giménez. Igualmente, demandó apoyos, a nivel humano y financiero, para lograr que "muchos más hogares se unan a la iniciativa". "En este momento disponemos de entre 50 y 60 voluntarias, en su mayoría abuelas, que enseñan a ser madres a las jóvenes inexpertas que acuden a nosotros". No obstante, subrayó que "son necesarias muchas más; duplicar la cifra, como mínimo".

Finalmente, el portavoz de la fundación pidió al Ejecutivo que "deje de imponer el modelo con el que hacer solidaridad y que permita a la sociedad civil promover iniciativas solidarias, "porque son los ciudadanos los que cargan con el trabajo". "El Gobierno debería limitarse a validar los proyectos", concluyó.