Benigni defiende la homosexualidad y aconseja a Berlusconi que desaparezca

  • Roma, 18 feb (EFE).- El cómico y cineasta italiano Roberto Benigni, director del filme "La vida es bella" (La vita è bella), acaparó la atención en la inauguración de la 59 edición del Festival de Sanremo, durante la que defendió la homosexualidad y aconsejó a Silvio Berlusconi que desaparezca.

Roma, 18 feb (EFE).- El cómico y cineasta italiano Roberto Benigni, director del filme "La vida es bella" (La vita è bella), acaparó la atención en la inauguración de la 59 edición del Festival de Sanremo, durante la que defendió la homosexualidad y aconsejó a Silvio Berlusconi que desaparezca.

"Silvio, te propongo convertirte en único, como (la cantante) Mina. Para hacerlo, tienes que desaparecer. Mina no se ha dejado ver y se ha transformado en un mito, manda sólo vídeos como Bin Laden", dijo Benigni, protagonista de las páginas que los medios locales dedican hoy a Sanremo.

Pero el mensaje de Benigni al primer ministro italiano no quedó ahí: "Silvio, no te debes dejar ver más. Cuanto más lejos vayas, más mito serás. De vez en cuando manda una canción con (el cantante Mariano) Apicella. Quizá la cante yo. Silvio, te pido que te conviertas en un mito, como Dios, al que no se ve nunca".

Y es que los invitados al popular certamen se han convertido en casi tan protagonistas o mas que los propios intérpretes, entre los que figura este año Povia, quien propone un tema sobre la "curación" de los gays que ha llevado el debate sobre la homosexualidad a Sanremo.

"La homosexualidad no es un pecado", dijo Benigni, quien leyó en directo un texto del literato irlandés Oscar Wilde que le valió el aplauso del Teatro Ariston de la ciudad de Sanremo (noroeste de Italia) y el agradecimiento del principal colectivo homosexual de Italia, Arcigay.

"Es una historia que lleva produciéndose desde hace milenios, ésta de los homosexuales. Es ridículo hablar aún ahora de ello. Los homosexuales han sido atormentados, torturados, encerrados en campos de concentración, asesinados. ¿Sabéis por qué? Porque amaban a otra persona", apuntó el cineasta.

Tras la intervención de Benigni, el presidente de Arcigay, Aurelio Mancuso, agradeció el gesto del cineasta y recordó la convocatoria de la manifestación del próximo sábado en las calles de Sanremo para protestar contra la canción de Povia, titulada "Luca era gay".

Precisamente el tema de Povia, el más esperado de la noche por toda la polémica que ha levantado en las últimas semanas, pasó sin pena ni gloria por el escenario del Teatro Ariston, por el que desfilarán hasta el sábado cantantes legendarios italianos como Albano o Iva Zanicchi.

El polémico intérprete, que canta la historia de un joven que "se curó" de su homosexualidad al casarse con una mujer, casi no esperó a que sonara la última nota para abandonar un escenario, al que entró con algún que otro silbido del público.

Del resto que pasó por Sanremo anoche, cabe destacar la interpretación que hizo Mina (que se deja ver muy poco en público desde 1978) del "Nessun dorma" de "Turandot" de Giacomo Puccini, mediante un vídeo que fue proyectado al comienzo de la gala y al que Benigni hacía referencia en su discurso.

Entre las estrellas invitadas estuvo también la estadounidense Kate Perry, quien interpretó su "Hot'n cold", en el primero de los cinco días que Sanremo concede a los cantantes italianos para que sus propuestas consigan llegar al público.