El Gobierno peruano prohíbe la presencia de homosexuales y adúlteros en la Policía Nacional

LIMA, 14 (EUROPA PRESS)

El Gobierno peruano ha prohibido la presencia de homosexuales y adúlteros dentro de la Policía Nacional, una medida que forma parte de la Ley de Régimen Disciplinario promulgada el martes pasado y cuyo objetivo es mejorar la deteriorada imagen que tiene este Cuerpo entre los ciudadanos.

La ley, propuesta por la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, establece que cualquier funcionario policial que tenga relaciones sexuales con alguien del mismo sexo será suspendido indefinidamente del Cuerpo, y lo mismo les ocurrirá a quienes tengan relaciones extra matrimoniales.

Los medios peruanos han obviado las que afectan a la prohibición de la homosexualidad y el adulterio y sólo han informado de otras menos polémicas como los castigos que se impondrán a los policías que reciban sobornos o que organicen o participen en paros y manifestaciones. Estas medidas son, según explicó la ministra, "un paso adelante en la moralización" de la Policía y constituyen "el punto de partida para recuperar la imagen policial".

Cabanillas destacó que la nueva norma busca sancionar drásticamente, efectivamente y en el tiempo preciso a los efectivos policiales que cometan alguna infracción, lo que contrasta con la norma disciplinaria anterior, que era, a su juicio, "permisiva, condescendiente y encubridora, y por eso propiciaba la impunidad".